Información sobre vivienda y economía

La impresionante rehabilitación de un histórico palacio belga abandonado durante 40 años

El resultado de la rehabilitación
Autor: Redacción

Este palacio fue la gran obra vital del arquitecto belga Charle-Albert, del que tomo el nombre. Las obras de este magnífico ‘chateau’ se prolongaron durante más de 17 años hasta su terminación en 1887. Sin embargo, Charle-Albert únicamente pudo disfrutar durante dos años de su creación antes de fallecer en Bruselas el 27 de noviembre de 1889 a los 68 años.

De estructura imponente, este edificio se ganó una merecida fama como icono del estilo neo-flamenco y se convirtió en la residencia oficial del exprimer ministro belga Paul Van Zeeland desde 1933 hasta su fallecimiento en 1973.

A partir de ese momento el Chateau Charle-Albert quedó abandonado, y el edificio que había sobrevivido a las bombas durante la Segunda Guerra Mundial y a tres grandes fuegos, acabó consumido por el tiempo y actos vandálicos.

Nadie se interesó por el palacio durante casi 40 años hasta que en 2012 el inversor español Luis Fidalgo se hizo con la propiedad e invirtió –con el apoyo del Gobierno belga– seis millones de euros en su rehabilitación. Los trabajos, en los que se buscó recuperar el aspecto original que Charle-Albert pensó para el edificio, tardaron más de dos años hasta completarse a finales de 2014.