Información sobre vivienda y economía

10 edificios históricos que Apple ha transformado en 'templos' de la tecnología

Interior de un Apple Store
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Hasta 40 países cuentan ya con al menos una Apple Store. Algunas de las tiendas de la firma de la manzana mordida no son solo lugares donde sus usuarios pueden probar los iPhone, los iPad los ordenadores Mac o el reciente Apple Watch, sino que además se han convertido en auténticos iconos de la arquitectura. Buen ejemplo de ello es el mítico cubo de los de Cupertino en la Quinta Avenida de Nueva York. 

Precisamente una organización no lucrativa de la ciudad que nunca duerme, la New York Landmarks Conservancy, va a premiar el próximo 9 de marzo a la compañía por su labor de preservación de los edificios históricos en los que ha instalado algunas de sus tiendas.

No es la única ciudad del planeta en la que Apple se ha decantado por inmuebles antiguos. Comenzamos en la ciudad neoyorquina este paseo por los lugares en los que Apple ha instalado un establecimiento con sabor histórico. 

La Grand Central Terminal (Nueva York)

Después de negociar con las autoridades, Apple abrió en 2011 su quinta tienda en Manhattan. Ubicado en la emblemática y transitada estación que se inauguró hace más de un siglo, el establecimiento de los de Cupertino ve cómo pasan por delante 750.000 personas cada día.

Tienda Apple en Manhattan

 

Madison Avenue (Nueva York)

Hace un año que la compañía de la manzana mordida inauguró la New Upper East Side Apple Store, su establecimiento en el distrito histórico homónimo de Manhattan. Eligieron el edificio Beaux Arts, sede de un antiguo banco que abrió sus puertas en los felices años 20, para fundar una de sus tiendas más elegantes.

Tienda Apple en la Madison Avenue de Nueva York

 

Antiguo Hotel París (Madrid) 

Apple decidió instaurar su buque insignia en España en los 6.000 metros cuadrados del número 1 de la Puerta de Sol, sede del antiguo hotel París, uno de los más lujosos de Madrid, que permaneció abierto durante 143 años. Eso sí, su apertura trajo polémica consigo: el mítico letrero del Tío Pepe fue retirado en 2011, cuando comenzaron las obras, si bien finalmente el cartel se ha reubicado frente a la Real Casa de Correos. Durante la remodelación, se descubrieron los restos de un hospital del siglo XV.

El Apple Store de la Puerta del Sol de Madrid

 

Paseo de Gràcia (Barcelona)  

En 2012, Apple abrió su segunda tienda en la Ciudad Condal en la céntrica confluencia de la Plaza de Catalunya con el Paseo de Gràcia, que ocupa los bajos de la antigua sede de Banesto. El edificio, construido a principios de los años 40, fue adquirido posteriormente por Amancio Ortega. El fundador de Inditex ha pagado 44 millones de euros por este inmueble en el que la manzana blanca tiene un lugar de honor.

 

Subsuelo del Museo del Louvre (París) 

Debajo del museo más visitado del mundo se encuentra el distinguido  centro comercial Carrusel del Louvre. Los de Cupertino no quisieron perderse la oportunidad de situarse en la zona subterránea de la famosa pirámide de cristal que sirve como entrada al museo e inauguraron este local en 2009.

  

Distrito de la Ópera (París)

A mediados del siglo XIX, Napoleón III ordenó construir en París la Ópera Garnier, un espectacular edificio neobarraco que se ha convertido en parada obligatoria para cualquier turista que visite la Ciudad de la Luz. Desde 2010, su fachada contempla una tienda de la firma de la manzana mordida. Apple respetó desde las columnas de mármol hasta los mosaicos del suelo para preservar el encanto de este antiguo banco.

 

Un teatro en la calle Kurfürstendamm (Berlín)

En esta famosa avenida de la capital de Alemania se ubicaba un teatro desde 1913. Justo un siglo después, se abría al público en este inmueble de estilo griego la primera tienda de la compañía en la ciudad.

 

Regent Street (Londres) 

Apple inauguró su primera tienda en Europa en esta famosa calle comercial del West End de Londres en 2004. La compañía no alteró la fachada de este edificio clásico de principios del siglo XX, propiedad de la Corona Británica. El interior fue diseñado combinando acero inoxidable, cristal y piedra en una mezcla de tradición y modernidad que la diferenciaba de las Apple Store creadas hasta la fecha.  Actualmente, está en remodelación para ampliar sus ventanales.

 

Covent Garden Apple Store (Londres) 

Otro de esos locales de Apple con historia también se sitúa en Londres, en la Covent Garden Piazza, famosa en el siglo XVI por su mercado de flores, frutas y verduras. El diseño del edificio, que data de 1877, obliga a que esta tienda no sea tan diáfana como el resto, sino que está limitada por bellos muros, escaleras y arcos.

 

El edificio Hirsch (Ámsterdam)

Esta monumental construcción ubicada en  la famosa plaza Leidseplein se inauguró en 1912 para albergar tiendas y oficinas. Cien años después, Apple ha convertido este hermoso edificio en su tienda principal de la capital de los Países Bajos.