Información sobre vivienda y economía

Imagen del día: la deuda estudiantil en EEUU, uno de sus principales problemas

Visual Capitalist
Visual Capitalist
Autor: Redacción

Casi la mitad de los estadounidenses con formación universitaria dependen de préstamos para pagar su educación, lo que significa que hay muy pocos licenciados libres de deudas. De hecho, la deuda estudiantil se ha más que duplicado en la última década, hasta alcanzar la cifra récord de 1,5 billones de dólares (1,35 billones de euros) en la actualidad. Esta cifra es superior al PIB de España que en 2018 era de 1,2 billones de euros.

Gracias a los datos de HowMuch.net y Visual Capitalist podemos ver la deuda media por estudiantes para descubrir cuál es el estado americano más endeudado. Esto se debe principalmente a los elevados costes que supone asistir a la universidad. Porque estas cifras no incluyen los gastos de alojamiento y suministros, que pueden sumar otros 15.000-17.000 dólares por año (13.500-15.300 euros).

Washington D.C. (oficialmente distrito de Columbia) encabeza este ranking. Aunque es la zona más “educada” del país, también es la que acumula mayor deuda estudiantil: 13.320 dólares por estudiante, un 147% por encima del promedio nacional que se sitúa en 5.390 dólares.

Después se sitúa Georgia, con una deuda per cápita de 7.250 dólares, un 34,5% por encima de la media del país. Maryland se coloca en tercera posición con 6.740 dólares de deuda estudiantil media.

En el lado contrario de la tabla se coloca Wyoming, con una deuda per cápita (3.610 dólares), un 33% por debajo de la media del país. Hawái le sigue justo detrás con 3.780 dólares de media.

Los estadounidenses de hoy están más formados que nunca, pero también más endeudados que nunca, lo que impacta en sus vidas personales: esta deuda está retrasando decisiones de vida importantes como formar una familia o comprarse una casa.

Algunos aspirantes a la presidencia de los EEUU para 2020 ya han comenzado a proponer planes para cancelar o condonar la deuda estudiantil, con especial protección a los hogares con ingresos bajos.