Información sobre vivienda y economía

Una minicabaña perdida en medio del bosque y con un interior de diseño sorprendente

Ubali
Ubali
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Estados Unidos es un país de contrastes. Algo lógico si tenemos en cuenta la extensión de su territorio, en el que cada región tiene unas características propias, tanto desde una perspectiva humana como física. De hecho, si se observa con calma, poco tiene que ver el árido paisaje de Texas con el paisaje montañoso de Vermont.

Es en este último donde se ubica el pequeño pueblo de Stowe, en el condado de Lamoi, con tan solo poco más de 4.300 habitantes. Sin embargo, a pesar de esta pequeña población, es un lugar muy popular y emblemático. Tanto es así que se le conoce como la Capital del Esquí del Este. Su ubicación es inmejorable, ya que se encuentra junto al pico más alto del estado, lo que hace de ella una ciudad turística muy visitada, en especial en los meses invernales, gracias a la amplia oferta en deportes de invierno que ofrece, como rutas de senderismo, pistas de esquí y vistas panorámicas.

Como buena ciudad destinada a atraer gente en invierno, algunos de estudios de arquitectura han trabajado para, además, ofrecer un alojamiento confortable a quienes allí se dirigen. Es lo que ha hecho la firma estadounidense Olson Kundig Architects, que ha creado una cabaña familiar con una huella compacta y un perfil alto, que permite a quienes la ocupen disfrutar de un "lugar íntimo de reunión en los árboles".

Este estudio de Seattle diseñó la vivienda para una familia que ha tenido propiedades en la región durante generaciones. Y su ubicación es realmente espectacular, en una ladera y escondido en un pequeño claro en el bosque, la cabaña de tres pisos se eleva entre pinos blancos y arces para establecer un lugar íntimo de reunión en los árboles.

La planta de esta peculiar cabaña es rectangular en el plan, con una superficie de 70 m2. Las paredes exteriores se han construido con concreto y acero resistente a la intemperie, junto con grandes tramos de vidrio que ofrecen vistas panorámicas del paisaje.

Tanto por dentro como por fuera, los arquitectos utilizaron materiales duraderos que quedaron sin terminar. Más allá del revestimiento exterior de acero, el interior presenta hormigón en bruto y madera expuesta. Parece que los materiales elementales de acero, madera y concreto se inspira en la naturaleza virgen.

Se pueden ver amplias vistas del terreno desde el nivel superior de la cabina, donde el equipo colocó un área de planta abierta para cocinar, cenar y descansar. El nivel medio tiene la entrada principal, junto con dos dormitorios y un baño. El piso más bajo contiene un dormitorio, un tocador y un garaje que también funciona como sala de juegos. Se accede a las habitaciones a través de una escalera interior de madera. Además, una escalera de metal externa proporciona entrada al piso intermedio.

Se utilizaron colores neutros, materiales terrosos y una decoración contemporánea en toda la cabina. En la cocina, el equipo incorporó encimeras de concreto, azulejos de vidrio azul pálido y gabinetes IKEA. El comedor cuenta con una mesa de comedor de madera y metal rodeada de sillas de color verde azulado.

Ciertas áreas tienen pisos de concreto con un sistema de calefacción radiante. Una estufa de leña negra proporciona calor adicional, lo que ayuda a mantener la sala de estar acogedora en los fríos días de invierno.

El lugar es especial. Solo con ver las imágenes se puede percibir. Queda claro que este diseño ha sido pensado hasta el último milímetro, para garantizar un invierno agradable, en un entorno realmente espectacular.