Información sobre vivienda y economía

El interés de los chinos por invertir en vivienda en el extranjero sube con su desescalada

Recuperación de la actividad inmobiliaria tras lo peor del coronavirus en China

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El regreso a la rutina previa a la llegada de la pandemia del coronavirus ha empezado antes en China que en el resto del mundo. El foco donde se inició esta crisis sanitaria, que ha crecido en crisis económica, ha empezado los pasos de su desescalada antes que el resto de los países tras controlar la extensión de la pandemia, según las autoridades chinas.

Esta vuelta a la normalidad ha devuelto el interés de los inversores y familias chinas por encontrar una vivienda en el extranjero, ya sea como inversión o para mudarse a vivir. La situación económica es poco optimista, y todo hace indicar que los precios seguirán cayendo.

Varios portales inmobiliarios chinos especializados en viviendas en el extranjero han visto como las visitas se han disparado en las últimas seis semanas, frente al mismo periodo entre enero y febrero, en pleno confinamiento en la mayoría de China.

Las agencias coinciden en que las principales áreas de interés son EEUU, Canadá y Australia, con buenas economías y sistemas educativos atractivos. Pero también han destacado otros destinos más asequibles como Estonia, Rumania y Marruecos y otros destinos europeos donde hay beneficios sociales como Grecia, España y Portugal.

Londres es otro de los mercados inmobiliarios más atractivos para los ciudadanos chicos, en un momento en el que Reino Unido se encuentra en pleno confinamiento. Varias inmobiliarias británicas han recibido consultas de compradores chinos que buscan en zonas de lujo del norte de Londres.

Estos compradores en general buscan enviar a sus hijos a estudiar al extranjero o como inversión para ponerlo en alquiler, con la posibilidad de mudarse en un futuro.

Sin embargo, los expertos opinan que la mayoría de estas consultas son difíciles que se conviertan en venta cerradas, sobre todo por la incertidumbre actual por la grave situación económica a nivel mundial. Además, gran parte del planeta todavía está sujeto a restricciones de viaje y movimiento.

“Los compradores no pueden viajar para firmar contratos, hacer visitas en persona o cerrar los contratos ", afirma Kashif Ansari, director ejecutivo del grupo Juwai IQI. "La cultura china de comprar e invertir en el extranjero es muy fuerte, pero ahora es el momento de reevaluar sus criterios", agrega la directora ejecutiva de Esther Yong del portal Sodichan. “Las prioridades tradicionales (países o ciudades con buenas universidades, proximidad a la familia y estabilidad económica) ahora pueden dar paso a otras nuevas como la disponibilidad de atención médica”.