Información sobre vivienda y economía

Casas a 1 euro: esta iniciativa italiana llega a Francia

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El éxito de la iniciativa de vender casas por 1 euro en Italia ha tenido repercusión internacional. Algunos países han decidido sumarse a la iniciativa y lo cierto es que esta "moda" también ha llegado a Francia, donde algunos pueblos ofrecen viviendas por un precio simbólico.

Es el caso de Roubaix, ciudad fronteriza con Bélgica, donde es posible comprar una vivienda por un precio simbólico. Esto es así si el comprador se compromete a renovarlos y a no venderlos durante cinco años. El objetivo, como ocurre en Italia, es revitalizar estas pequeñas comunidades a partir de sus activos inmobiliarios en desuso o abandonados.

La iniciativa también ha conquistado Champ-du-Boult, un pueblo en el corazón de Normandía, donde sólo viven 388 personas. Es un refugio ideal, en la tranquilidad intacta de la naturaleza, para los que quieren descansar del caos metropolitano. Para atraer a nuevos residentes, las parcelas se venden a 1 euro el metro cuadrado (m2).

En la actualidad, el 25% de las viviendas son propiedad de británicos que las utilizan únicamente como casas de vacaciones. Por ello, el alcalde pretende repoblar el pueblo de forma permanente, y puso en marcha este proyecto, dando prioridad a las familias con niños.

Casas en venta por 1 euro en Croacia

La popular iniciativa de los pueblos de Italia de poner a la venta viviendas a un precio simbólico como forma de combatir la despoblación amplía fronteras y desembarca en Croacia.

El peqieño pueblo de Legrad, ubicado a una hora y media aproximadamente de la capital, Zagreb, y con unos 2.200 habitantes, es la primera población en el país que ha lanzado un plan para dar una nueva vida a la zona a través de los jóvenes.

En concreto, la localidad ofrece propiedades a un precio de solo 1 kuna (unos 13 céntimos de euro al cambio actual), siempre y cuando el comprador sea menor de 40 años y esté dispuesto a mudarse a Legrad y mantener allí su residencia durante al menos 15 años. El proyecto se inició a finales de 2020 y ha recibido solicitudes incluso desde Italia y Francia.

El pequeño pueblo está rodeado de naturaleza y bosques, está atravesado por el río Deava y tiene una de las tasas de paro más baja de todo el país, quiere repoblar la zona e impulsar la rehabilitación de las viviendas. De hecho, prevé dar fondos municipales con hasta 35.000 kunas (unos 4.640 euros) para restaurar las casas recién compradas. 

Para todos aquellos que quieran irse a vivir a esta localidad y no cumplan las condiciones anteriores también hay ofertas inmobiliarias. Por ejemplo, terrenos en los que construir una casa o viviendas a reformar por poco más de 13.000 euros.