Información sobre vivienda y economía

Los precios de la vivienda se disparan en mayo en EEUU y Europa, salvo en España

Oxford Economics destaca los incrementos superiores al 10% tras la pandemia en Suecia, Alemania, Holanda, Reino Unido o EEUU

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Los mercados residenciales más destacados del planeta parecen no estar sufriendo los estragos económicos de la crisis mundial por la pandemia del coronavirus. Los estímulos fiscales y monetarios, con ayudas a la compra de casas en algunos países, están provocando que los precios de las casas no paren de crecer por encima del 10% en más de una decena de países analizado por Oxford Economics y Haver Analitics como en Suecia, Dinamarca, Rusia, EEUU, Alemania, Holanda o Reino Unido.

Otras estadísticas del sector como la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EEUU (NAR, por sus siglas en inglés) destacan incrementos récord del 23,6% interanual en mayo para dejar el precio medio de las casas en la primera economía mundial en 350.300 dólares, unos 293.500 euros al cambio actual, tras registrar subidas en todos los mercados.

Las ventas sin embargo se mantienen prácticamente estables, con una leve caída del 0,9% entre abril y mayo, con un stock total de casas en venta de 1,2 millones de unidades, un 20,6% menos que en mayo de 2020, pero algo mayor frente a abril.

Economistas norteamericanos afirmaron que la caída en los volúmenes de ventas podría ser una señal de que el mercado inmobiliario estadounidense ha alcanzado su punto máximo, después de que la actividad en 2020 alcanzara su nivel más alto desde 2006.

Pero los expertos de Oxford Economics creen que los precios van a seguir subiendo, impulsados por las políticas de los bancos centrales de todo el mundo. ““Las actuales condiciones monetarias podrían impulsar aún más los precios de los activos, arriesgándose a una eventual corrección brusca”, destacó Adam Slater, economista de Oxford Economics.

Robert Kaplan, presidente de la Fed en Dallas, ha destacado en un evento reciente la reciente operación de Blackstone, que se ha hecho con la totalidad de Home Partners of America por 6.000 millones de dólares, unos 5.026 millones de euros al cambio actual. El principal negocio de Home Partners se basa en comprar viviendas para destinarlas al alquiler y ofrecer a los inquilinos la opción de compra. Actualmente tiene unos 17.000 pisos en EEUU.

“Los compradores de viviendas unifamiliares están siendo expulsados ​​del mercado. Nos preguntamos si el mercado de la vivienda realmente necesita este apoyo de la Fed de 40.000 millones de dólares al mes".

Financial Times
Financial Times

El incremento de los precios de la vivienda en Reino Unido es de los más altos de los últimos 50 años, con subidas de un 10% interanual en mayo, al igual que en los EEUU, y otras economías europeas. En abril se estableció un nuevo precio promedio récord de 242.832 libras, unos 284.000 euros al cambio actual.

En la Unión Europa, mientras tanto, el Banco Central Europeo (BCE) destacó en su último informe del cuarto trimestre del año pasado que los precios de la vivienda en la zona euro subieron un 5,8% interanual, la tasa de crecimiento más alta desde mediados de 2007.

Alemania, Francia y los Países Bajos representaron casi las tres cuartas partes del aumento total de los precios de la vivienda en la eurozona en 2020. De estos tres, en Países Bajos, los precios aumentaron un 12,9% interanual en mayo, la más alta desde 2001, según datos del INE neerlandés. Pero al igual que en EEUU, las transacciones de propiedades en el país cayeron un 12,1% frente a mayo de 2020, en plena pandemia.

En el análisis de Oxford Economics, España solo aparece para destacar que es la única economía analizada donde los precios de la casas no han aumentado en el último año. De hecho, han caído en el entorno del 1% desde el estallido de la pandemia del coronavirus.

En Alemania, mientras tanto, la fusión prevista entre la compañía inmobiliaria alemana Vonovia y su rival Deutsche Wohnen por unos 18.000 millones de euros representa la mayor operación corporativa en el Viejo Continente en lo que va de año, y suman alrededor de medio millón de viviendas en alquiler.

Hay voces críticas que piden retomar los límites al alquiler o incluso la nacionalización de las empresas ante el incremento de las propiedades de grandes tenedores. En Irlanda acaban de importe una tasa del 10% durante un período de 12 meses a cualquiera que compre 10 o más viviendas, para evitar que los inversores financieros compren un gran número de propiedades.

Christine Lagarde, presidenta del BCE, afirmó esta semana en el Parlamento Europeo que "no había fuertes signos de una burbuja inmobiliaria impulsada por el crédito en la zona del euro en su conjunto", pero si agregó que había "vulnerabilidades inmobiliarias residenciales en algunos países y algunas ciudades en particular”.