Información sobre vivienda y economía

Una espectacular casa en Brasil con un diseño inspirado en las alas de las aves

Fernando Guerra|Bernardes Arquitetura
Fernando Guerra|Bernardes Arquitetura
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

La firma Bernardes Arquitetura, con sede en Río de Janeiro, ha completado una casa coronada por un espectacular techo curvo que se ha inspirado en el ala de un pájaro. Además de este detalle, también destaca por su ubicación en lo alto de una colina en Río. Es precisamente por la forma que toma ese techo inclinado que la residencia es conocida como Asa House: "asa" significa "ala" en portugués.

Con este diseño, se “reconstruyó por completo la relación entre el sitio y el edificio. La casa crea una relación 'armoniosamente contrastante' entre el paisaje y la arquitectura a través de la articulación de espacios parcialmente subterráneos y volúmenes transparentes emergentes”, señalan desde el estudio.

Un elemento fundamental en el conjunto es la topografía, ya que el edificio fue diseñado con un propósito claro: “maximizar el uso de superficies semiplanas existentes como áreas de vida al aire libre mientras se ajustan elementos clave funcionales, de circulación y de estabilización del suelo entre los muros de contención”. De esta forma, se accede a la residencia revestida de madera y granito a través de un “zócalo topográfico'', que poco a poco va despejando el paisaje circundante que deja a los huéspedes y residentes en un vestíbulo acristalado en el nivel inferior. Aquí, una espectacular escalera de madera en ángulo conduce a la parte principal de la casa.

La casa tiene una superficie total construida de 3.300 m2. Los muros exteriores del zócalo se han construido con hormigón pigmentado. El volumen superior está realizado con estructura de acero galvanizado con cerramiento de paneles de yeso cubierto con madera de freijó y cumaru, árboles nativos de Brasil.

La distribución de todas las áreas técnicas y de servicio también se realiza a través del zócalo, incluyendo HVAC, estacionamiento, lavandería, entre otros, lo que permite que todos los sistemas sean controlados de manera centralizada y monitoreados constantemente para su eficiencia. También alberga algunas comodidades que están conectadas con actividades al aire libre, como un gimnasio y una sauna.

Las principales áreas sociales y de vida de la casa se ubican sobre este zócalo en un volumen hecho de vidrio y granito, que se asemeja a un pabellón de jardín visto desde el jardín. Su techo delgado y curvo se extiende mucho más allá de sus límites, brindando una importante protección ambiental a las áreas de estar y comedor. Las paredes de vidrio corredizas de altura completa están al frente de toda la cara del edificio y se ocultan dentro de las paredes cuando se abren, creando una amplia terraza.

La suite del propietario se encuentra dentro de un volumen separado, perpendicular a la parte principal de la casa. Contiene baños separados y vestidores, y culmina con una terraza privada que ofrece a los propietarios vistas únicas del bosque circundante. Todo este volumen está protegido por el techo inspirado en las alas, que presenta una curvatura suave cuando se ve desde el interior de los espacios habitables.

Una unidad separada que se conecta a la casa principal a través del jardín fue diseñada como una casa de huéspedes y un comedor cubierto equipado con una pequeña cocina y un asador. El otro extremo del edificio está anclado por una oficina en casa.

La parte del paisaje del proyecto, que fue diseñado por Isabel Duprat , utiliza especies endémicas del sitio.