Información sobre vivienda y economía

Economía y política, los principales riesgos para la inversión inmobiliaria en 2016

Autor: Redacción

Los activos inmobiliarios por el mundo seguirán siendo atractivos para los inversores a lo largo de este año pero se enfrentan a los riesgos de los vaivenes de la economía y la incertidumbre geopolítica para ser más estables, según la gestora de inversiones TH Real Estate. Los inmuebles relacionados con centros outlet para comercios y naves logísticas serán los principales objetivos de los fondos, con unas perspectivas estables de rentabilidad entre un 5% y un 8% para Europa, para los activos core en los mercados consolidados.

En comparación con otra clase de activos, el sector inmobiliario sigue siendo de lo más estable con una rentabilidad estable respecto a 2015. Para la gestora de inversiones, los riesgos para el mercado inmobiliario durante 2016 provendrán  de la volatilidad de la economía y la incertidumbre geopolítica, pero no son nuevas para el sector.

"2015 fue un escenario de incertidumbre y volatilidad, pero la rentabilidad se mantuvo estable, puesto que los inversores buscaron rendimiento en un panorama de baja inflación. Prevemos una tendencia similar en 2016, pero con la ventaja añadida de la mejora de la demanda de ocupación. Creemos que es importante que los inversores tengan una idea clara del punto del ciclo en el que se encuentra el sector inmobiliario en lo que a precios se refiere", afirma Michael Keogh, director adjunto de Estudios en TH Real Estate.

Frente a otra clase de activos, el inmobiliario se maneja en rendimientos estables con los segmentos de retail en centros outlet y naves logísticas como los sectores más destacados del año, por delante de mercado de oficinas. En Europa, las rentabilidades podrían rondar el 5%-8% en activos core con liquidez en mercados consolidados.

"En 2016 podríamos asistir a una rentabilidad ligeramente inferior a la del pasado año. Creemos que los rendimientos se mantendrán estables y, en algunos sectores, asistiremos a una rentabilidad superior", concretó Michael Keogh.