Información sobre vivienda y economía

Entra en vigor el semáforo que alertará a los ahorradores del peligro de las inversiones

Autor: Redacción

Ya ha pasado el plazo de tres meses que dio el Ministerio de Economía a todas las empresas que prestan servicios de inversión para actualizar su oferta comercial e incluir en ella la escala que permitirá al pequeño ahorrador conocer el nivel de riesgo de cada producto financiero.

Se trata del conocido 'semáforo de la inversión', cuyo principal objetivo es proporcional información clara, comprensible y fácil de asimilar a los inversores minoritarios para que conozcan la complejidad y el peligro de una inversión antes de que la lleven a cabo.

Según Soledad Becerril, la Defensora del Pueblo, "la creación del semáforo de riesgo financiero refuerza la protección de clientes y consumidores y contribuirá a evitar que se repitan casos de distribución abusiva de productos complejos de alto riesgo”.

Tal y como explicó la cartera que aún preside Luis de Guindos cuando presentó la iniciativa, todas las entidades de crédito, aseguradoras, gestoras de fondos de pensiones y cualquier otra empresa que preste servicios de inversión deben incluir en su oferta dicha clasificación, que se basa en una escala de colores (o en una numéricaI para diferenciar el riesgo de cada producto:

 

En qué productos encontraremos el semáforo

Este semáforo se encontrará a partir de ahora en algunos de los productos financieros más contratados por los ahorradores españoles: los depósitos bancarios, las acciones (cotizadas y no cotizadas), los bonos corporativos (de empresas), los seguros con finalidad de ahorro (como los de vida) y los planes de pensiones (ya sean individuales o asociados).

 Ahora bien, esta clasificación deja fuera a otros productos muy conocidos por los particulares (como los fondos de inversión, que tienen una clasificación propia) y otros especialmente complejos (como pueden ser los swaps, los derivados o los productos estructuras). Según Economía, todas estas alternativas de inversión contarán a finales de este año con una métrica similar pero bajo el estándar europeo.

La deuda pública española tampoco está sujeta a este semáforo, ya que es el propio Estado el que responde, lo que borra el riesgo de perder la inversión.

Qué información se puede conocer de un producto

Toda empresa que preste servicios de inversión está obligada a comunicar en los productos mencionados si garantizan o no el capital invertido, el plazo en el que el ahorrador recuperará el principal de su inversión y la calidad crediticia de la emisión en el caso en el que sean bonos. De no existir un rating de la emisión, se notificaría la nota de solvencia del emisor.

En el caso de que el producto sea especialmente ilíquido, se pueden crear alertas (aparecerán en forma de un candado) para informar de la liquidez que tiene el producto, del riesgo asociado a su venta o de las comisiones por devolución anticipada. Otro de los símbolos que aparecerá en la escala es el signo de exclamación, que servirá para alertar de que el producto es especialmente complejo.

Este gráfico que publica el diario Expansión es un ejemplo práctico de cómo aparece reflejado el peligro de invertir en los productos que mide el semáforo: