Información sobre vivienda y economía

La socimi Lar amplía su cartera con la compra de un centro comercial en Vigo por 141 millones

Centro comercial Gran Vía de Vigo
Foto: Lar España
Autor: Redacción

La socimi Lar España sigue engordando su cartera de activos. Apenas un mes después de cerrar una ampliación de capital de 147 millones de euros, la sociedad ha anunciado la compra de uno de los centros comerciales más importantes de Galicia.

Se trata de Gran Vía de Vigo (Pontevedra), un activo por el que ha pagado 141 millones de euros y que se convierte en la segunda mayor operación que ha llevado a cabo hasta el momento. Solo le supera la adquisición del centro comercial Megapark en Barakaldo por 170 millones en otoño del año pasado.

El centro gallego tiene una superficie bruta alquilable de unos 41.400 m2, tiene una ocupación del 96% y cuenta con inquilinos de la talla de Carrefour, Zara, H&M, Sfera, C&A y Sportzone. Además, y gracias a su ubicación en el centro de Vigo, cuenta con un número de potenciales clientes cercano al medio millón de personas.

"La culminación de la compra de Gran Vía de Vigo refuerza la vocación de Lar España de adquirir los inmuebles más adecuados para los intereses de nuestros inversores: se trata de activos de gran calidad, con una capacidad de generación de rentas inmediata y con margen de mejora, que estamos seguros que lograremos gracias a una adecuada gestión. El hecho de que la sociedad sea dueña del 100% del centro nos ofrece muchas más opciones para incrementar el valor del inmueble", ha asegurado en un comunicado José Luis del Valle, presidente de la socimi.

Tras esta última operación, la cartera de Lar suma ya 26 activos inmobiliarios valorados en 1.191 millones de euros. De dicha cantidad, 901 millones corresponden a la adquisición de catorce superficies comerciales situadas en Madrid, Vigo, Valencia, Sevilla, Alicante, Cantabria, Lugo, León, Vizcaya, Navarra, Guipúzcoa, Palencia, Albacete y Barcelona; 160 millones a la compra de cuatro edificios de oficinas en Madrid y uno en Barcelona; 72 millones a cuatro activos logísticos en Guadalajara y uno en Valencia; y 58 millones a un activo residencial en Madrid.