Información sobre vivienda y economía

El ‘apetito’ de los españoles dispara la demanda de locales para la restauración

Los españoles son los europeos que más gastan en comer fuera, un 15% de los ingresos disponibles por hogar.

Tapas españolas
Tapas españolas
Autor: Redacción

Las ganas de comer fuera de los españoles disparan la demanda de locales para la restauración. Según el estudio The Magic Roundabout elaborado por Colliers International, los españoles son los europeos que más gastan en comer fuera, un 15% de los ingresos disponibles por hogar. Esto ha disparado el interés de operadores de restauración por el país, que han añadido a España en sus planes de expansión.

Esta cifra contrasta con el 7% que destinan los británicos o el 3% de los alemanes. En Francia, una de las capitales mundiales de la gastronomía, la proporción de gasto en restauración por persona es sólo del 5%. El apetito es creciente en el mercado de restauración y esto se refleja en el incremento del número de espacios destinados a ‘eat&drink’ y la demanda inmobiliaria que deriva de este interés.

"Si bien el área de restauración puede impulsar el valor de un centro comercial, comprender el mercado objetivo y el perfil de clientes es vital para obtener el mix correcto, haciendo que el espacio sea sostenible a largo plazo y que resulte atractivo tanto al consumidor nacional como a los turistas, evitando que languidezca en base a los gustos cambiantes", explica Etienne Van Unen, responsable de retail agency para EMEA en Colliers.

"Hemos visto ejemplos de cadenas de restaurantes con agresivos planes de expansión que se ven obligados a cerrar puntos de venta meses después de la apertura. El consumidor es cada vez más sofisticado y exigente en lo que espera de una comida o cena fuera de casa, por tanto, los nuevos conceptos de restauración tienden a reflejar esta realidad. Dicha tendencia está contribuyendo sustancialmente al cambio de estrategia en las áreas de restauración de centros comerciales, y tiene un mayor impacto en el inmobiliario".

"Estamos entrando en una nueva fase en el sector de la restauración. En Reino Unido se experimentó un crecimiento casi exponencial en la primera mitad de la última década, algo que se ha extendido a otros territorios en Europa, que ahora se están poniendo al día y existe un gran potencial. Hoy en día, los nuevos espacios de restauración se basan más en actitudes sociales que en el tipo de comida que ofrecen: se valora más la experiencia que la cocina”, añaden desde Colliers.