Información sobre vivienda y economía

Grupo Metrópolis compra a AXA Real Estate un complejo de oficinas por 40 millones de euros

Can Ametller Business Park
Can Ametller Business Park
Autor: Redacción

El grupo de inversión catalán Metrópolis ha comprado por 40 millones a AXA Real Estate, la división inmobiliaria de la compañía de seguros, un complejo de oficinas en el parque empresarial Can Ametller de Sant Cugat del Vallès, en el área metropolitana de Barcelona. Se trata de cuatro edificios que suman 28.500 m2 y que la compañía francesa adquirió hace dos años, y con como inquilinos las sedes de Bureau Veritas o la filial de servicios informáticos de Gas Natural Fenosa.

El complejo de oficinas que ha adquirido Metrópolis está formado por cuatro edificios, cada uno con una superficie de 7.000 m2 distribuidos en 5 plantas. Además, cuentan con más de 850 plazas de garaje. 

En 2015, dos años atrás y con el estallido de la burbuja ya lejos, Axa Real Estate amplió considerablemente su cartera de activos. En el verano de ese año, compró no solo Can Ametller Business Park, como se llama el complejo de edificios de oficinas, a un fondo de Abu Dabi, también compró su sede en la capital española, en el madrileño distrito de Hortaleza. Ambas adquisiciones supusieron una inversión de casi 110 millones de euros. Meses más tarde, se hizo con el Hotel Rex de Madrid y varios cines de la Gran Vía madrileña, por unos 42 millones.

Metrópolis ha comprado las acciones del complejo empresarial. De esta forma, se entiende que los inquilinos no deberán modificar su contrato con un nuevo dueño. Algunos de las empresas que están de inquilinas son importantes grupos como Bureau Veritas, que ocupa más de 6.000 m2, Epson (3.000 m2) o Gas Natural Fenosa, que desde 2014 centralizó en estas oficinas su filial de servicios informáticos, con más de 800 empleados.

El grupo catalán Metrópolis está presidido por Pere Bosch y cuenta entre sus accionistas con Lluis Bassat, Mariona Carulla, Javier Ferrero, Rafael Tous Godia, Carmen Godia, Santiago Oller, Emilio Cuatrecasas o Antonio Vila Casas. El pasado año salió del accionariado Josep Mª Xercavins y Emesa Corporación y entró en su capital la familia Suqué-Mateu, dueños del Grupo Peralada, y adquiriró un 10% de sus acciones.

Después de estos movimientos, anunciaron su intención de invertir entre 80 millones y 90 millones de euros en un año en la compra de nuevos edificios de oficinas de alto nivel en los mercados donde ya están presentes, como Barcelona, Madrid, Londres, París, y en algunas ciudades alemanas como Fráncfort, Düsseldorf, Múnich y Hamburgo.