Información sobre vivienda y economía

El distrito 22@ en Barcelona incorporará 335.000 m2 de oficinas en los próximos tres años

Fuente: Beltripp
Fuente: Beltripp
Autor: Redacción

El distrito 22@ se erige como el próximo CBD de Barcelona. Este barrio, llamado a ser uno de los ‘hubs’ tecnológicos del sur de Europa, incorporará en los próximos tres años más de 335.000 m2 de nuevas oficinas, según un informe elaborado por la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate España.

Promotores y fondos de inversión mantienen su confianza en la solidez de la absorción de este distrito, que en 2018 entregó 33.200 m2 de nueva superficie. En este sentido se prevé que, en los próximos tres años, salgan al mercado otros 335.000m2, de los cuales alrededor de 77.800 m2 se entregarán durante 2019.

“La gran demanda de empresas que quieren instalarse en el 22@ y la escasez de producto terminado se están traduciendo en importantes operaciones de compra de suelo y en un impacto en los precios”, explican desde BNP.

El precio medio se incrementó un 20% en la segunda mitad de 2018. Actualmente, los inversores determinan el precio de compra del suelo en ubicaciones ‘prime’ con unas expectativas de rentas aproximada de entre 20 euros/m2 y 22 euros/m2 al mes. En estas localizaciones, el precio medio se sitúa entre los 1.500 euros/m2 y los 1.600 euros/m2

Por otro lado, la consultora estima que los precios de los alquileres en el distrito de la innovación, que crecieron un 8% en 2018 hasta situarse en una media de 16,7 euros/m2 al mes, continuarán al alza este año y alcanzarán máximos históricos.

Respecto a la inversión, el distrito 22@ continúa en el punto de mira de inversores nacionales e internacionales. Con un mercado de ocupación dinámico y una tasa de disponibilidad en descenso, los riesgos de tener edificios vacíos disminuyen. El 36% de las operaciones de inversión en el mercado de oficinas de Barcelona en 2018 se produjo en el distrito de la innovación, que captó 253 millones de euros.

En cuanto a las rentabilidades de la zona, la escasez de producto y la fuerte presión compradora están comprimiendo las ‘yield prime’, que actualmente se sitúan en el 4,25%.