Información sobre vivienda y economía

“el suelo de la banca tardaría 45 años en venderse al ritmo actual de venta”

Ángel berges lobera, consejero delegado de afi, recuerda que buena parte del stock de vivienda y suelo está en manos de cajas de ahorros y bancos, que cuentan con casi 70.0000 millones de euros en activos adjudicados. Estima que al ritmo actual de flujo de compraventas de vivienda y suelo, deshacerse de viviendas supondría entre 4 y 5 años y del suelo, 45 años

En la ponencia “los requerimientos de crédito y el impacto económico y social del sector” dentro del xxx coloquio de la apce, berges lobera ha señalado que las entidades financieras cuentan con casi 70.000 millones de euros en activos adjudicados, de los que el 30% es vivienda terminada y el 70% restante es suelo. Considera que el principal problema de las entidades es la movilización de ese stock. Además de ángel berges ha participado en esta ponencia Rafael domenech vilariño, economista jefe para economías desarrolladas servicio de estudios de bbva, que ha añadido que el sector de la construcción continúa, así como su inversión asociada, en especial en el sector residencial

Domenech ha señalado las debilidades y fortalezas que tiene el sector residencial actual en España. Sus debilidades son la elevada tasa de paro, el elevado volumen de sobreoferta y la resistencia de los problemas financieros. Y sus fortalezas son el importante volumen de demanda retenida; la accesibilidad que es mejor a la del pasado; la heterogeneidad del mercado residencial, y nuevos desarrollos planificados hace tiempo

Este experto coincide con josé Manuel galindo, presidente de la apce, en que hay una elevada demanda real de vivienda y en que a partir de 2012 y hasta mediados de este década se formarán cerca de 200.000 hogares cada año. “A esto le añadimos la compra de vivienda en la costa, con lo que la demanda potencial de vivienda será cercana a las 300.000 viviendas para los próximos años”, sentencia domenech, que recuerda que estas cifras quedan lejos de las 600.000 viviendas que llegaron a construirse durante el boom