Información sobre vivienda y economía
los jóvenes españoles, preocupados por el presente y futuro de españa
los jóvenes españoles, preocupados por el presente y futuro de españa

los jóvenes españoles, preocupados por el presente y futuro de españa

Forcadell advierte de que la clase media y los jóvenes tienen casi imposible comprar una vivienda

Autor: equipo

La consultaria inmobiliaria forcadell subraya en su informe de mercado del primer semestre que "la clase media de la sociedad y los jóvenes en edad de emanciparse, dos de los estratos sociales más afectados por la crisis económica, encuentran cerrada en su práctica totalidad la puerta del mercado dada la dificultad de acceso a la financiación". De hecho, precisa que esa operación sólo puede ser afrontada por "aquellos que ya disfrutaban de una alta solvencia económica previa o que han podido vender anteriormente algún inmueble para gozar de la liquidez necesaria"

La firma con sede en Barcelona apunta que "la demanda de compra de viviendas ha continuado protagonizando un moderado descenso durante la primera mitad del año 2012". En este apunta añade que "la demanda existente, dada la gran cantidad de oferta de que dispone el mercado, es más exigente en cuanto a precios, por lo que ha optado por pisos de inferior superficie y de menor importe"

El freno de esta demanda se encuentra en "el alto nivel de paro, que alcanza el 50% en el caso de los jóvenes y que no ha visto techo todavía", "a la falta de crédito" y a "la necesidad de disponer, en la mayoría de operaciones, del 40% del precio del inmueble que se desea adquirir para cubrir la parte del valor del mismo no financiada, hecho que pone todavía el listón más alto a la hora de acceder al mercado de compra"

No obstante, forcadell subraya que quien dispone de liquidez puede "aprovechar la bajada de los precios para encontrar oportunidades que en ningún caso existían en el mercado en la época del boom inmobiliario". Una operación que se estaría ralentizando por "la inseguridad que rodea a la economía española" y "la información errante que llega desde los medios de comunicación", que en su opinión "provocan una situación de incertidumbre que paraliza la toma de decisiones del potencial comprador". También existe, "el estrecho margen de maniobra del Gobierno en materia económica, que depende en gran medida de las decisiones que se tomen en Bruselas para intentar reactivar el mercado"

Mejor salud en el mercado del alquiler

En medio de esta situación para el mercado de compra de vivienda, "los potenciales compradores se decantan por acceder al mercado de alquiler a la espera de la estabilización del sector", haciendo que dicho mercado goce de una salud mejor. En Barcelona, explica forcadell, "el mercado de alquiler está soportando las arremetidas con cierta entereza, con una demanda que ha aumentado, aunque de forma moderada, en este primer semestre del año"

"La oferta de viviendas en alquiler, además, logra absorberse con éxito, por lo que la disponibilidad de immuebles está descendiendo semestre a semestre de manera lenta pero progresiva". "El mercado de alquiler, fruto de su estabilización, está viendo cómo el descenso de los precios está alcanzando su límite en Barcelona", cuando "los precios en el mercado de venta, sin embargo, tienen todavía recorrido a la baja"

"Actualmente, debido a la bajada de las rentas, al interés de potenciales compradores que emigran del mercado de venta al de alquiler y debido a la gran cantidad de demanda que genera una ciudad como Barcelona, una vivienda en buenas condiciones y a precio de mercado en la capital catalana tiene una media de desocupación de un mes y medio", indica

En las perspectivas para el mercado del alquiler, continúa, "las reformas en el marco jurídico pendientes de ser aprobadas agilizarán los desahucios, hecho que aportará más garantías al propietario. Además, los contratos pasarán a ser de 5 a años, factor que contribuirá a la dinamización del mercado"

"Se intuye, no obstante, un cambio de tendencia en cuanto al comportamiento de los inquilinos con respecto a sus viviendas que matiza el ascenso de la demanda registrada: antes del estallido de la crisis económica, los arrendatarios tendían a cambiar de piso con cierta frecuencia. Actualmente, sin embargo, optan por renegociar a la baja las rentas con el propietario, que se ve obligado a aceptar las condiciones propuestas por el inquilino antes que tener el inmueble vacío"

"La falta de financiación y la caída de las rentas hacen que el alquiler sea un buen refugio a la espera de poder acometer una compra cuando el mercado se encuentre estabilizado", sentencia forcadell

 

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail