Información sobre vivienda y economía

Los treintañeros, los más empobrecidos por el derrumbe de la burbuja inmobiliaria (gráficos)

la burbuja inmobiliaria, culpable de que los treinteañeros hayan perdido riqueza en 20 años
Autor: Redacción

Los veinteañeros atraviesan una mala época para acceder al mercado laboral y, por tanto, empezar a incrementar su patrimonio financiero o riqueza. Sin embargo, según un estudio de urban institute para el mercado estadounidense, son las llamadas generaciones "x" e "y", es decir, los actuales treintañeros, los que han visto reducida su riqueza desde 1983 por la caída del mercado inmobiliario. De hecho, este conjunto de la población es el único que actualmente es más pobre que hace 20 años por culpa del ladrillo

Dificultad para entrar en el mercado laboral, salarios bajos, endeudamiento moderado para pagar los estudios y pobres perspectivas económicas. Este es el panorama que se encuentran por delante los estadounidenses más jóvenes y también es un horizonte parecido al que podría encontrar un veinteañero español. Esto ha llevado a concluir en varias ocasiones que los veinteañeros actuales nunca serán tan ricos ni tendrán tanta seguridad financiera como sus padres

El diario online the atlantic está de acuerdo con esta teoría esbozada por the new york times, pero desplaza la atención a una generación posterior, es decir, a los que actualmente están en la parte baja de la treintena. Ellos son a los que la burbuja inmobiliaria les ha "pillado" de lleno y les ha dejado con una casa comprada a precios elevados, cuyo valor actual es menor y sobre la que tienen que pagar una hipoteca alta. Son ellos, añade con los datos de un estudio de urban institute, los únicos que han perdido riqueza en los últimos 20 años

Este dato está en consonancia con otro estudio del verano pasado de zillow, uno de los principales portales inmobiliarios de estados unidos, que resalta que los nacidos entre 1978 y 1982 son los que más viviendas en negative equity (deber más por la hipoteca de lo que vale la casa) tienen actualmente en Norteamérica . Según el estudio, alrededor del 45% de sus viviendas están en negative equity

Y es que para muchos de los veinteañeros actuales, las perspectivas laborales son poco halagüeñas, pero al menos el derrumbe de la burbuja inmobiliaria apenas les ha afectado desde el punto de vista de riqueza porque aún no habían accedido a una vivienda ni, por extensión, se habían endeudado con una hipoteca