Información sobre vivienda y economía

La (cada vez menos) inclinada torre de pisa

Autor: Redacción

Hacerse la típica foto ‘sujetando’ la torre inclinada de pisa puede tener los días contados: el icónico monumento italiano se está enderezando ‘peligrosamente’, al menos para las divertidas imágenes de los turistas. Al menos así lo asegura el último informe anual del grupo de vigilancia de la construcción, que confirma que la torre ha perdido 2,5 centímetros de su característica inclinación en los últimos 12 años

“Seguirá enderezándose un par de milímetros más para luego permanecer estable y empezar a inclinarse de nuevo pero con un ritmo mucho más lento que en el pasado”, aseguró giuseppe bentivoglio, director técnico de la opera pisana, ente encargado del monumento, en una entrevista con el diario británico ‘daily mail’

La renovada verticalidad de la torre de pisa no es casual, es el fruto de las tareas de restauración terminadas en 2001 y en las que se invirtieron más de 30 millones de euros para tratar de evitar un casi seguro derrumbe del edificio, de 56 metros de altura y casi 15.000 toneladas de piedra

Antes de esta obra, la torre tendía a ‘tumbarse’ al ritmo de más de un milímetro al año. En 1993 la inclinación llegó a su récord histórico, con 5,4 metros, casi dos metros más que 200 años antes y cuatro metros más que en 1350, cuando se inició la construcción de la última planta

Sin embargo, no a todo el mundo le parece una buena idea que la torre de pisa recupere la verticalidad. “Los habitantes de pisa están encantados con que la torre haya sido restaurada pero no con que se enderece”, asegura el alcalde de pisa, marco filippeschi, preocupado por el impacto en el turismo de las obras de un monumento que atrae a casi seis millones de viajeros cada año