Información sobre vivienda y economía

Bienvenidos a ‘hub next’, el edificio en el que nace el talento (vídeo)

En impact hub Madrid la energía surge en espacios comunes y su nueva sede no podía ser una excepción. Por sus paredes transpira el talento: desde su modelo de negocio basado en el coworking -interrelación de ideas, start-ups, emprendedores e innovadores sociales en un mismo espacio-, hasta el propio concepto arquitectónico

La nueva sede, cuyas puertas se han abierto en exclusiva para idealista news, es un espacio de 1.700 m2 vertebrados en dos plantas que confluyen entorno a dos plazas, una interior dentro del propio edificio e iluminada por un enorme tragaluz, y otra exterior, justo a la entrada del centro y donde confluye un cruce de caminos formado por las calles alameda y san Blas, en el corazón de Madrid

El nuevo espacio es una evolución del hub original, inaugurado en 2010 y situado a escasos metros de la nueva sede, y supone un reto ante la necesidad de dar servicio a cada vez más emprendedores y proyectos

Las claves del espacio

La nueva sede de la calle alameda es un espacio diáfano con un piso superior de unos 925m2 -destinado a grupos de trabajo y empresas fijas-, y una entreplanta de 550m2 y mayor ebullición, al estar pensada para puestos con más movilidad y un entorno para “makers” (programadores informáticos o diseñadores).

Al igual que sucede en el resto de sedes de hub, la arquitectura es clave para crear entornos dinámicos. Atraviesa el espacio y todos sus elementos están al servicio de la creación: las paredes se pueden pintar, las salas son acogedoras y la plaza central el espacio “donde las cosas suceden”, como reza su lema

Ch+qs arquitectos

Jose María de churtichaga y cayetana de la quadra-salcedo se han encargado de dirigir la creación del nuevo espacio tras ocuparse de la sede original

Iniciaron la reforma de “hub next” el pasado enero y desde entonces se han centrado en la construcción de la nueva atmósfera respetando la configuración del edificio. Han transformado las paredes con pintura de pizarra, reinterpretado el mobiliario y tienen pendiente una actuación completa en el techo de toda la planta.

Todo sin salirse del presupuesto limitado a algo menos de 70 euros/m2, y ante la paradoja de seguir creando una sede cuyo objetivo prioritario es el de eliminar el espacio