Información sobre vivienda y economía

UBS calcula que el precio de la vivienda en España podría bajar hasta un 8% en 2015

Autor: @efonseca

UBS considera que el precio de la vivienda en España no ha tocado suelo y que, por tanto, seguirán registrándose caídas el próximo año. En concreto, el banco suizo destaca que este ajuste podría ser de entre el 5%-8% en las estadísticas oficiales de precios de la vivienda. No obstante, la firma subraya que aunque aprecia signos de recuperación en el mercado inmobiliario, la mejora será "débil y desigual". También advierte que, a largo plazo, los precios de las casas podrían permanecer estancados en la parte baja durante varios años como ocurrió en Alemania entre 1995 y 2009.

Leve, lenta y desigual. Así describe UBS cómo está evolucionando y evolucionará la recuperación del sector residencial en España. En un informe sobre la economía española, al que ha tenido acceso idealista News, la firma helvética dedica algunas páginas a examinar la situación del mercado de la vivienda. Lo primero que expone UBS en su estudio es el cambio brutal que han registrado las estadísticas.

Por ejemplo, menciona que los visados para la construcción de casas en el país cerraron el último año por debajo de las 34.000 unidades frente a los 865.000 que representaban en 2006; que las viviendas iniciadas se desplomaron hasta las 37.000 unidades en 2013  frente a las 760.000 que suponían en 2006; que las terminadas han pasado de su máximo de 658.000  en 2007 a acabar por debajo de las 50.000 unidades en 2015; que se han perdido casi dos millones de empleos en el negocio y el que peso del sector ha pasado de suponer el 12,5% del PIB al 4% actual.

Respecto a la evolución de los precios, UBS diferencia entre las estadísticas oficiales y las privadas. Aquí insiste en que los datos de  organismos gubernamentales arrojan que el valor de las viviendas ha bajado un 30% desde los máximos marcados en 2008, mientras que distintos índices de agentes inmobiliarios hablan de mayores caídas (hasta un 40%). A su juicio, estas últimas cifras son las que mejor reflejan la situación real del mercado porque asegura que las estadísticas oficiales se mueven “con retraso” y  están “distorsionadas” por cuestiones fiscales.

 

Además, el banco suizo estima que el ajuste de precios de prolongará en 2015. En este sentido, subraya que en la media nacional los datos de los agentes inmobiliarios arrojarán bajadas de precios de entre el 1% y el 3% el próximo ejercicio. Un descenso que será mayor en las estadísticas oficiales, donde calcula que la bajada media del precio de la vivienda en España se moverá entre el 5% y el 8% el año que viene.

UBS también habla de estabilización en el valor de las viviendas pero recalca que pese al descenso de precios, “las viviendas en España no son baratas”. Asimismo, asegura que el mercado residencial se moverá a dos velocidades. Por un lado, prevé que los precios en las zonas prime del centro de las grandes ciudades, determinados puntos de la costa del sur de España y las islas Baleares reboten ante la escasa oferta. Mientras que en las zonas secundarias “llevará años” que se absorba el stock de viviendas, lo que motivará que los precios sigan bajando.

Pero las previsiones de la firma de análisis van más allá y alertan de que el mercado de la vivienda en España podría sufrir la situación que vivió el ladrillo germano entre 1995 y 2009, cuando los precios permanecieron “estancados” durante años. 

Para UBS este escenario podría ocurrir en el mercado nacional porque, aunque calcula que el empleo y la economía española mejorará ligeramente, pasará mucho tiempo hasta que el excedente de viviendas desaparezca; la demanda de viviendas será baja por cuestiones demográficas; los diferenciales de las hipotecas podrían subir a medio plazo y “lo más importante”, que todavía hay millones de m2 de suelo por desarrollar.

Por todo ello, no ve al sector residencial español como una “oportunidad de inversión”. Únicamente, comprarían activos concretos en determinadas zonas prime.