Información sobre vivienda y economía

Savills apunta a que un cambio en la estabilidad política sería una amenaza para el inversor inmobiliario

Autor: Redacción

Savills prevé que España siga siendo en 2015 uno de los principales focos de inversión en Europa. No obstante, la consultora inmobiliaria ve como una posible amenaza para los inversores que están apostando por el ladrillo español el cambio en la estabilidad política y considera que si éste llegara a producirse podría “ensombrecer” el panorama del sector inmobiliario.

No obstante, el director de Capital Markets de Savills España, Luis Espadas, asevera que las expectativas económicas por encima de las de varios países de la Eurozona, la relajación en las restricciones crediticias y las rentas prime ya en la senda de crecimiento dibujan un escenario optimista.

Unas estimaciones basadas en parte los resultados que se obtuvieron el año pasado cuando la inversión en el sector inmobiliario nacional superó 7.000 millones de euros frente a alrededor de 2.500 en 2013.

Oficinas y retail, los ‘niños bonitos’

¿Qué están comprando los inversores que apuesta ahora por el ladrillo español? La respuesta está clara: oficinas y retail. Según datos de Savills, las operaciones que atañen a oficinas acapararon el 39% de la inversión, mientras que los locales y centros comerciales ocuparon el 33%. Todos ellos situados principalmente en zona prime.

En este sentido, la consultora inmobiliaria indica que la falta de disponibilidad de producto prime en estos segmentos ha ido impulsando un mayor interés por zonas secundarias e inmuebles en los que aplicar estrategias value add (valor añadido), así como por otros segmentos como el logístico y el hotelero, que han cerrado el año con los incrementos más “llamativos”.

Savills también destaca el peso tomado en 2014 por las operaciones de carteras de activos que, según sus cálculos, han cuadriplicado su presencia en el mercado, provocando la dispersión geográfica de la inversión. “Gracias a este tipo de transacciones, que se mantendrán en 2015, el año pasado el 45% de los activos objeto de inversión se situaron fuera de Madrid y Barcelona, frente al 41% en la capital y el 14% en la ciudad condal”, apunta.

Tipos de inversores

A su juicio, las socimi han acaparado un tercio del total invertido en terciario y se han convertido en el principal “dinamizador” del mercado, un papel que estima que continuará en 2015. “Aparecerán nuevas sociedades de este tipo en el tablero de juego, lo que garantiza un interesante nivel de actividad. Algunas de las nuevas formaciones estarán especializadas desde el inicio en un determinado segmento de actividad, mientras que entre las ya constituidas se están creando divisiones por tipo de producto para los activos adquiridos en los últimos meses”, vaticina.

En cuanto al origen de los inversores, los locales recuperan cuota de mercado, con un 44% del total, pero hay que indicar que el 72% del volumen procedente de España corresponde a las Socimi, computadas como compañías españolas a pesar de que una parte importante de su accionariado corresponde a capital internacional.

Entre los internacionales, los más activos fueron los fondos norteamericanos, con un 40,2%, seguidos muy de cerca por los europeos, con un 37,3%. Los inversores procedentes de América Latina mantienen actividad, especialmente centrados en el segmento de oficinas. También merecen mención especial los inversores de Asia/Pacífico, ya que dentro de un discreto 10,6% del total está computada una de las operaciones más relevantes del año: Dalai Wanda Group se hizo con el edificio España por 265 millones de euros.