Información sobre vivienda y economía

Las 3 claves de la preparación de una vivienda para su venta

Autor: Redacción

Artículo escrito por Matthieu Bouchon, socio y director comercial de Barcelona home staging

A la hora de poner el piso o casa a la venta, la precipitación no vale. Antes de colgar el anuncio en un portal inmobiliario, hay que pasar primero por varias etapas administrativas y comerciales: tener la cédula de habitabilidad, elegir un buen profesional inmobiliario, decidir un precio de venta adecuado al mercado, etc...

Pero hay una etapa más que está siendo cada vez más importante en este proceso que afrontan los vendedores: la preparación estética y práctica del inmueble.

Ante el profundo cambio de las condiciones de nuestro mercado inmobiliario, muchos propietarios han optado, en los últimos años, por optimizar el aspecto de su piso o una casa antes de ponerlo a la venta. Conocidas bajo el nombre ‘Home Staging’, varias técnicas de preparación participan en la búsqueda de un comprador en menos tiempo y a mayor precio. Ya se sabe: un inmueble luminoso, fresco, de aspecto moderno, decorado con sobriedad, tiene más posibilidades de venderse que un mismo inmueble con aspecto antiguo, sobrecargado, oscuro, deslucido y sin encanto. En concreto, una buena preparación de un inmueble tiene 3 objetivos:

1- Conseguir fotos más atractivas y así destacar en un mercado saturado de oferta inmobiliaria. Más clics, más interés, más llamadas, más visitas: más posibilidades de vender.

2- Conseguir una buena primera impresión en cada visita. Esto es fundamental en el negocio inmobiliario. Casi nadie compra un piso o una casa que no le haya gustado desde el primer momento. No se puede medir con exactitud en cuánto tiempo decide alguien comprar una vivienda, pero se sabe muy bien que la decisión de no comprar puede surgir en pocos segundos: cuestión de ‘feeling’. Por eso es imprescindible preparar bien el inmueble, para evitar o minimizar primeras impresiones negativas.

3- Evitar negociaciones de precio exageradas o innecesarias. Una persona realmente interesada en comprar el piso o la casa está más en condiciones de hacer una oferta muy por debajo del precio deseado por el vendedor, si la presentación del inmueble está a un nivel inferior a su valor real: 10.000, 20.000 € o más por debajo del precio. Evitar este efecto negativo cuesta muy poco, y puede significar ahorros de decenas de miles de euros.

Los profesionales del ‘Home Staging’ ofrecen soluciones a medida para poner una vivienda a punto para su venta rápida y al mejor precio, y conseguir estos 3 objetivos gracias a una presentación óptima. Lo hacen con un modelo de financiación 100%: el propietario paga 0 € hasta la venta de su inmueble.

Visitar la web de Barcelona home staging