Información sobre vivienda y economía

El Gobierno retoma su idea de gravar el autoconsumo energético

El Ejecutivo de Mariano Rajoy quiere sacar adelante antes del final de la legislatura el real decreto que regulará el autoconsumo de energía eléctrica en los hogares y empresas. El Gobierno plantea cobrar un peaje por conectarse a la red general, además de aplicar un cargo por el uso de baterías y otros sistemas de almacenamientosin una normativa concreta para la contraprestación por verter la energía sobrante al sistema.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha remitido el borrador del real decreto a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para su observación y comentarios. El Gobierno defiende que el autoconsumidor debe pagar lo mismo que un consumidor normal por mantenerse conectado al sistema eléctrico.

Esto conlleva el pago de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución, los cargos asociados al coste del sistema, además de otras cuantías por contar con el respaldo de la red general para no perder la luz en casa. “Las instalaciones de autoconsumo deben contribuir a la financiación de los costes y servicios del sistema en la misma cuantía que el resto de los consumidores, aplicada en la Ley 24/2013, de 26 de diciembre”.

Empresas vinculadas al sector de las energías renovables, asociaciones de consumidores y ecologistas critican las trabas que pone el Gobierno para favorecer el autoconsumo, llegando a ser insostenible para cualquier usuario.

La inversión, gastos e impuestos al autoconsumidor

Todo aquel consumidor que quiera convertirse en autonconsumidor debe asumir primero los costes de la instalación, ya sea eólica (a través de pequeños molinos) o fotovoltaica (de paneles solares), como ocurre con el girasol inteligente. Una inversión inicial que sale rentable con el paso de los años por el ahorro que se consigue frente a seguir conectado exclusivamente a la red eléctrica.

Sin embargo, este autonconsumidor que se mantenga conectado podía terminar pagando más por seguir conectado a la red eléctrica. “La generación eléctrica distribuida (la que se encuentra instalada en puntos cercanos al consumo y conectada a la red) no reduce los costes de mantenimiento de las redes de transporte y distribución ni otros costes del sistema eléctrico”, afirma el borrador del Gobierno.

El Ministerio de Industria establece en este documento las condiciones administrativas y económicas de la Ley 24/2013 sobre el Sector Eléctrico y ofrece para varias opciones para los autoconsumidores:

Modalidad de suministro con autoconsumo. Para instalaciones menores de 100 kW de potencia. Además de pagar los costes asociados por estar conectado al sistema eléctrico, no podrá acogerse a las tarifas reguladas del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) y tendrá que instalar dos contadores, uno para medir la energía generada por la instalación en la vivienda y otro para los consumos de la red. No recibirá pago por la electricidad vertida a la red.

Modalidad de producción con autoconsumo. Esta opción regulará dos tipos de instalaciones: menores de 100 kW y otro para las mayores. Los impuestos y condiciones son iguales al punto anterior salvo que los consumidores de alta tensión, por lo general empresas, percibirán una retribución por la electricidad que inyecten en la red, aún pendiente de concretar el Gobierno.

En ambas modalidades, los consumidores pagarán además por:

Peajes de acceso a las redes de transporte y distribución. Los autonconsumidores pagarán por conectarse a la red de consumo general y también pagarán en función de la franja horaria y la potencia contratada.

Cargo por otros servicios del sistema. Pago a realizar por la función de respaldo que da el conjunto del sistema eléctrico para posibilitar el autoconsumo.

Canón sobre las baterías y otros sistemas de almacenamiento. El borrado de este real decreto incluye además, una nueva tasa para los autonconsumidores que tengan sistemas de almacenamiento de la energía que consumen.

El Real Decreto 1699/2011 ya prohíbe la instalación de baterías entre la plataforma de generación de la energía y el contador conectado a la red general. Sin embargo, la tecnología de las nuevas placas fotovoltaicas, por ejemplo, ya incluyen baterías en sus instalaciones. Y eso, es lo que ahora quiere gravar el Gobierno.

Únicamente los autonconsumidores que se desconecten completamente de la red general y sean totalmente independientes podrán utilizar sin ningún tipo de impuesto las baterías u otros sistemas de almacenamiento.

Una vez que la CNMC examine y apruebe este documento, habrá un periodo de consultas y se oirá la opinión del Consejo de Estado. Posteriormente el Consejo de Ministros deliberará sobre este real decreto para su publicación Boletín Oficial del Estado (BOE), fecha en la que entraría en vigor.