Información sobre vivienda y economía

“En Atenas se puede comprar una casa de 100 m2 por sólo 30.000 euros”

Autor: Annastella Palasciano

El acuerdo alcanzado entre Grecia y Europa traerá un poco de alivio al ladrillo griego, que se encuentra en una situación poco menos que dramática. Muchos propietarios, atrapados entre la hipoteca y los cada vez mayores impuestos, venden a la desesperada sus inmuebles. Hoy en día es posible comprar un piso de 100 m2 en Atenas por 30.000 euros. Eso es lo que asegura Paola Gianasso, responsable internacional de la agencia italiana Scenari Inmobiliari.

El acuerdo con la UE, ¿qué consecuencias tendrá pare el mercado inmobiliario griego?

Será muy positivo. El sector se encuentra en una situación dramática con un stock de vivienda que supera las 250.000 propiedades. Hasta el acuerdo, el mercado estaba completamente paralizado, con una demanda prácticamente inexistente. La salida del euro y un hipotético retorno al dracma hubiera provocado una devaluación de entre el 30% y el 40% del valor de los inmuebles. 

¿Qué podemos esperar del futuro cercano?

Seguramente, seremos testigos de una competición entre los propietarios griegos por vender sus viviendas y la compra de un volumen importante por parte de inversores extranjeros. Una cuarta parte de los propietarios ya no paga las cuotas de la hipoteca y, por otro lado, el Gobierno ha subido los impuestos relacionados con la vivienda. Además, por ley, si no los pagas, te cortarán la luz.

Entonces, ¿viviremos una oleada de compras por parte de extranjeros?

Grecia siempre ha estado en el punto de mira de los inversores internacionales. En los últimos seis meses las operaciones se han paralizado a la espera de ver lo que sucedía con el país, pero volverán. Las islas son los lugares más atractivos para estos compradores.

¿Y Atenas?

Allí es donde se vive la situación más dramática de toda Grecia. Es posible comprar un piso de 100 m2 por apenas 30.000 euros. El principio del fin fueron los Juegos Olímpicos de 2004. Fueron un rotundo fracaso, un agujero sin fondo. Provocaron un enorme stock de vivienda sin vender. Todas esas propiedades están todavía en el mercado. En las islas el mercado es muy distinto, de un nivel más alto. Sigue habiendo compradores y, aunque los precios han caído, la rebaja ha sido menor.