Información sobre vivienda y economía
Publinoticia

El crowdfunding inmobiliario inicia la revolución en la inversión inmobiliaria tradicional

Autor: Redacción

En un momento como el actual donde los mercados viven en una montaña rusa constante muchos inversores han decidido buscar valores más seguros y estables como la inversión inmobiliaria.

El problema de este tipo de inversiones siempre ha sido que los inmuebles en zonas de alta demanda de ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona requerían de una inversión muy alta al alcance de pocos si no se quería recurrir a financiación externa. 

Esta situación provocaba dos grandes problemas: por un lado la diversificación era casi una utopía y por otro la necesidad de acudir a hipotecas incrementaba enormemente los riesgos y reducía las rentabilidades.

Para acabar con estas dos situaciones ha surgido Housers que a través del crowdfunding inmobiliario permite a cualquier persona invertir en el mercado inmobiliario desde 100 euros de una forma sencilla, segura y cómoda.

Aunque esta nueva forma de inversión es poco conocida en nuestro país, este modelo lleva varios años funcionando en Inglaterra y Estados Unidos donde plataformas como Property Partners, Propertymoose o Realty Mogul han demostrado que se trata de un modelo que funciona gracias a la posibilidad de obtener unas rentabilidades muy atractivas sin correr grandes riesgos. 

Aprovechando que el mercado inmobiliario español ya está recuperándose (e incluso expandiéndose en algunas zonas) ha surgido Housers, la primera plataforma de crowdfunding inmobiliario en España que permite, a partir de 100€, convertirte, ante notario, en propietario de uno o varios inmuebles y obtener unas grandes rentabilidades gracias a los ingresos mensuales procedentes del alquiler más la revalorización del inmueble.

El éxito ha sido tal que en sus primeros seis meses de vida ya cuenta con más de 3.000 usuarios en la plataforma, más de 1.500 inversores acreditados y ha captado fondos por un importe superior al millón de euros.

Las ventajas de este nuevo sistema son muchas y variadas aunque, sobre todo, destaca la seguridad ofrecida a los inversores gracias a un sistema de cuentas segregadas donde el dinero siempre estará a su nombre, pudiendo disponer de él libremente y sin coste alguno hasta que decida invertir en alguna de las oportunidades existentes.