Información sobre vivienda y economía

Los barrios más humildes de Madrid sufren el mayor número de robos en vivienda

Autor: Redacción

Carabanchel, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo y Usera son los distritos de la capital que más asaltos a domicilios sufrieron durante 2014, según un informe de la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), de los casi 12.000 robos en total en toda la Comunidad. El estudio añade que la media de los hurtos en la vivienda ronda los 365 euros, siendo la zona de Ciudad Universitaria donde se producen los robos de mayor valor con 1.083 euros.

El estudio presentado por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA) sobre la distribución, la gravedad, el coste y la estacionalidad de los casi 12.000 robos en vivienda que se produjeron durante 2014 en la Comunidad refleja la diferencia entre poblaciones, barrios y distritos. Solo la capital acumula el 52% de los asaltos a domicilios

Otras localidades como Getafe, San Sebastián de los Reyes, Alcobendas, Móstoles, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Leganés y Alcorcón abarcan juntas el 20% de los percances. Prácticamente siete de cada 10 robos en vivienda en la Comunidad de Madrid se producen en la capital y su corona metropolitana.

“Las zonas más propensas a presenciar robos domésticos son los distritos de Carabanchel, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo y Usera”, según la presidenta de la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), Pilar González de Frutos. “La probabilidad de que una vivienda en estas zonas sufra un asalto es entre tres y cuatro veces más probable que en el conjunto de la Comunidad de Madrid”.

Mientras las zonas de Sol, Cortes y Embajadores son las ‘más seguras’ de la capital, Cuatro Vientos y La Peseta sufren los mayores problemas y tienen un alto índice (311%) de que se irrumpa en una de sus casas.

En otros puntos del estudio, se destaca que el importe medio del robo en la vivienda ascendió a 365 euros. En la zona de la Ciudad Universitaria de Madrid se localizó la mayor cuantía de los hurtos realizados con 1.083 euros por robo. Según UNESPA, las aseguradoras tuvieron que desembolsar en torno a 9,11 millones de euros por los robos producidos en las viviendas.

En el informe también añade que “rompe la creencia popular de que los robos se producen sobre todo en vacaciones y fines de semana": el número de robos aumenta en los días laborables.