Información sobre vivienda y economía

Las millonarias razones por las que Wanda quiere vender el Edificio España antes de final de año

El culebrón del Edificio España sigue ofreciendo nuevos capítulos. La noticia de que el empresario murciano Trinitario Casanova ha comprado el inmueble ha sorprendido a propios y extraños y no es para menos: realmente no lo ha comprado aún, lo que ha hecho es firmar un contrato de exclusividad con el dueño Grupo Wanda para tener acceso a absolutamente toda la información legal, técnica y comercial del Edificio España. Según fuentes del sector, al actual propietario le interesa desprenderse del inmueble antes de final de año porque todavía no ha pagado el importe total a Banco Santander. 

Durante esta semana los titulares de los principales medios de comunicación han llevado en su portada la compra del Edificio España a Grupo Wanda por parte del empresario Trinitario Casanova por más de 265 millones de euros. Pero según fuentes del sector inmobiliario, esta adquisición todavía no se ha cerrado. Lo que se ha firmado es un contrato de exclusividad que implica el bloqueo de la venta del inmueble mientras se hace la “due diligence”, que se prevé dure hasta septiembre-octubre. 

Es decir, Casanova tiene acceso a toda la información de manera exclusiva para saber si la operación es viable y rentable. A cambio, ha pagado un millón de euros como depósito en garantía, que será reembolsado si no se llega a un acuerdo final antes del 15 de octubre de este año, tal y como apunta Grupo Wanda en un comunicado presentado ante la Bolsa de Valores de Hong Kong.   

Fuentes consultadas por idealista/news aseguran que la oferta que ha puesto Casanova sobre la mesa no supera los 265 millones (la cantidad que pagó al anterior dueño, Banco Santander). De hecho, su propuesta ha sido la más alta porque las que hicieron algunos otros interesados estaban por debajo de los 200 millones. Sin embargo, el grupo chino ha hecho público que el contrato de exclusividad firmado contempla el desembolso de 272 millones de euros. 

En caso de que el empresario murciano desista de la compra, la información del edificio estará pública para el resto de competidores aunque, como señala un experto que quiere mantener el anonimato, pedirán rebajas en el precio de venta.

Y ¿por qué le interesa tanto a Grupo Wanda vender el inmueble antes de final de año? fuentes consultadas por idealista/news aseguran que la compañía china aún no ha pagado toda la operación de compra a Banco Santander. De hecho, la parte más abultada la tiene que abonar antes de que finalice el año.  De este modo, es posible que la entidad financiera le hubiera ofrecido unas condiciones de pago favorables, como el pago aplazado, y que complementan la financiación que tiene el comprador. 

A este hecho se suma la imposibilidad de demoler la fachada, que era el deseo o “capricho” de Wang Jianlin, presidente de Wanda. Aunque se ha echado la culpa al actual Gobierno municipal, liderado por Ahora Madrid, de bloquear la operación, lo cierto es que cuando la firma china compró el edificio en 2014, el Ayuntamiento, gobernado por aquel entonces por Ana Botella (PP), le avisó de la protección de la fachada. 

Se rebajó el grado de protección del inmueble al pasar en la catalogación del Ayuntamiento de Madrid de Nivel 2 grado Estructura a Nivel 3 grado parcial pero la fachada principal se debía conservar. 

Los planes de Casanova para el Edificio España

La idea de Trinitario Casanova pasa por ir de la mano de varios socios en este proyecto. Actualmente la operación cuenta con tres usos distintos: un hotel, un centro comercial y viviendas de lujo. Tal y como adelantó El Confidencial, Casanova troceará cada parte para repartir las ganancias con sus socios. 

La parte que explotaría el empresario murciano es la comercial, ya que es su especialidad. Además, fuentes del sector señalan que también liderará la remodelación del edificio a través de su constructora Trabis.