Información sobre vivienda y economía

España es el séptimo destino mundial más deseado por los chinos para comprarse una vivienda

Autor: Redacción

España está en el punto de mira de la clase media-alta de China para realizar inversiones inmobiliarias. Al menos, eso apuntan las consultas que recibe Juwai, el mayor portal chino de propiedades en el extranjero.

Según las búsquedas que están realizando los ciudadanos chinos, somos el séptimo destino mundial favorito para realizar una inversión en vivienda tras Estados Unidos, Australia, Canadá, Reino Unido, Tailandia y Nueva Zelanda. De todo el territorio, las zonas más demandas son Madrid, Barcelona y algunas urbes más pequeñas pero con gran atractivo turístico y precios competitivos, como Valencia, Alicante y Marbella.

Las consultas sobre el mercado doméstico se han disparado un 80% en apenas un año y desde la plataforma aseguran que el atractivo de España está creciendo rápidamente por las buenas oportunidades de inversión que ofrece y el mayor conocimiento que tienen los chinos sobre la cultura de nuestro país.

Y es que la clase media-alta de la segunda potencia del planeta es consciente de que con unos precios bajos y en un momento alcista del ciclo, la inversión en la compra de vivienda podría dar beneficios en menos de 10 años. También valoran la bautizada ‘Golden Visa’ que permite a los ciudadanos chinos obtener el visado de residencia en España (y, por tanto, el acceso a toda el área Schengen) si adquieren un inmueble por más de medio billón de euros. Una medida con la que ya se han conseguido casi 1.000 millones de euros en inversión.

Las facilidades que ofrece nuestro mercado chocan con el endurecimiento de las políticas de inmigración a inversores en países como Estados Unidos, Australia o Canadá, que de momento siguen siendo los destinos más demandados por los chinos para comprar una casa.

Por este motivo se está produciendo un fuerte incremento de las búsquedas vinculadas a España en el portal local, que ya cuenta con 15.000 activos inmobiliarios en España entre casas, apartamentos, bloques de oficinas y hoteles.

A pesar del creciente interés asiático por el ladrillo doméstico, las cifras oficiales de compraventa de viviendas a extranjeros aún no sitúan a los chinos entre los foráneos que más operaciones cierran en nuestro país. Según los registradores, son los séptimos del ranking (por detrás de Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia, Bélgica e Italia), suponen el 4% de las adquisiciones que realizan los extranjeros y un escaso 0,53% de las compraventas totales en España.