Información sobre vivienda y economía

El Ayuntamiento de Barcelona crea un equipo para rastrear la ciudad en busca de pisos vacíos

Autor: Redacción

Barcelona ha fichado a sus propios ‘detectives’ para rastrear la ciudad y localizar los pisos vacíos. El Ayuntamiento de la Ciudad Condal ha anunciado que durante el próximo medio año un equipo de 15 personas analizará seis barrios.

Ya han comenzado a buscar en Trinitat Nova, Bon Pastor, Baró de Viver y Besòs, a partir de una lista de viviendas sospechas de estar desocupadas según el Consistorio, que ha cruzado de datos del padrón, el catastro y Agbar. Los dos siguientes barrios que se investigarán serán Gràcia y el Raval.

Estas investigaciones a pie de calle tienen por objetivo localizar los pisos vacíos y conseguir que los propietarios los pongan en el mercado de alquiler a través del Ayuntamiento. De hecho, el gobierno de Ada Colau ha designado a un grupo de hasta 10 personas para que se encarguen de las negociaciones con los dueños de los inmuebles.

La capital catalana, consciente de que las estimaciones cifran el número de pisos vacíos entre 30.000 y 80.000 unidades, ha decidido tomar cartas en el asunto como ya hicieron en el pasado otras regiones como País Vasco, donde el gobierno logró movilizar 5.000 pisos vacíos. Fuera de nuestras fronteras también encontramos ejemplos como el que protagoniza Reino Unido, donde es una empresa quien realiza un trabajo similar.

Para lograr que los dueños de los inmuebles cedan sus viviendas, el Ayuntamiento les ofrecerá cubrir el 100% de las obras de rehabilitación hasta 15.000 euros y una garantía de cobro por parte del municipio. A cambio, deberán alquilar su propiedad durante un plazo de cinco años a un precio que suele ser un 20% inferior al del mercado.

Esta nueva estrategia se encuentra dentro del plan de vivienda que presentó hace unas semanas el Consistorio, que contempla tener un censo de pisos vacíos de los 73 barrios de la ciudad para el año 2020. Además, pretende localizar solares dedicados a construir viviendas que estén en desuso para negociar con su propietario y lograr que edifique.