Información sobre vivienda y economía
El vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Fuente: EFE
El vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Fuente: EFE

El Parlament aprueba por unanimidad la nueva Ley del derecho a la vivienda

Ha hecho falta pocos pasos para reconstruir lo derribado. Después que el Constitucional suspendiera en abril la ley catalana 24/2015 que hacía frente a la problemática habitacional en Cataluña, fruto de una iniciativa legislativa popular, ayer se firmó por unanimidad una ley exprés del derecho a la vivienda con el objetivo de proteger a las personas y familias en situación de exclusión residencial.

También, junto con la ley, se crea una Comisión de Vivienda y Asistencia para Situaciones de Emergencia para coordinar las diversas actuaciones de las administraciones públicas catalanas. Desde la comisión se trabajará tres puntos esenciales de la ley suspendida que se han recuperado. Estos son, fórmulas de mediación, expropiación viviendas temporalmente vacías (esto afecta a grandes tenedores) y ayuda económica a los afectados y/o realojarlos en viviendas del parque público.

El nuevo texto legislativo prevé regular no solo a las personas desahuciadas, sino también lo que consideran un "alquiler abusivo" y se espera regular más aspectos que refiere a los alquileres en una nueva ley dentro de nueve meses, donde se trate la duración de los contratos o la morosidad hasta fijar un techo para el precio de los alquileres. Esta normativa de la que ya avanzan su borrador, se basará en criterios que salgan del grupo de trabajo sobre alquiler que ha impulsado el gobierno catalán y se presentará de forma más definida el próximo mes de enero.

El Govern quiso transmitir tranquilidad a la cámara asegurando que esta ley sí está blindada jurídicamente y no podrá ser impugnada. El texto, aprobado con un amplio consenso en la cámara catalana, haincorporado dos enmiendas transaccionales. Una entre JxSí y PP Català, con el voto en contra de CSQP y la CUP, y otra entre JxSí y PSC, con la abstención de la CUP.

Aun con la conformidad del Parlament, en algunos casos se ha votado por puntos. Como el grupo de la oposición, Ciutadans, que, por su parte, ha votado en contra de tres puntos del artículo 19 (sobre la colaboración entre administraciones para desahucios y el aumento del parque de vivienda pública que considera insuficiente) y se ha abstenido en los artículos 10 (una medida protectora de consumo para familias sobreendeudadas) y 17.3 (sobre la obligación de la administración a realojar familias desalojadas). El Ayuntamiento de Barcelona, uno de los impulsores de esta nueva ley, declaró ayer que la ley sigue siendo "insuficiente". 

La consellera de Vivienda, Meritxell Borràs, celebró que "Cataluña vuelva a disponer de una herramienta clave para garantizar una vivienda digna a todos". Borràs, en declaraciones ayer a la prensa, recordó que Cataluña esperar recaudar hasta 20 millones con el impuesto de viviendas vacías y responder, con ese dinero, a las necesidades de vivienda en Cataluña.

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail