Información sobre vivienda y economía

El mercado del alquiler necesita un pacto de Estado que aúne a lo público y lo privado

Los próximos diez años serán claves para el mercado del alquiler. Los expertos del sector inmobiliario afirman que los mecanismos del Estado son lentos ante el problema de accesibilidad a una vivienda para los jóvenes y que las administraciones públicas tienen que apostar por el alquiler para dar una solución a los millennials. Para resolver esta grave cuestión se reafirman en que hacen falta 1,2 millones de casas más en el mercado en los próximos 10 años, más VPO de alquiler y estrechar la colaboración público-privada.

En el Tercer encuentro del sector inmobiliario, organizado por el IESE, los expertos del sector inmobiliario han señalado que el acceso a la vivienda supone un gran problema para los jóvenes en la franja de edad entre los 25 y los 34 años. El típico modelo español de compra de vivienda es cada vez más difícil para estos millennials, debido a la falta de trabajo o a los sueldos bajos que cobran y que impiden que pueden acceder a una casa en propiedad.

Una de las soluciones pasa por impulsar un mercado del aquiler en España que llegue a alcanzar las cotas que se encuentran en el resto de Europa y que el arrendamiento se convierta en una solución habitacional firme y no solo una forma de superviviencia temporal en tiempos de crisis.

Para desgranar este impulso del mercado del arrendamiento de viviendas, la fundadora y miembro del consejo de administración de Azora, Concha Osácar insistíó en que en España hacen falta 1,2 millones de viviendas adicionales en alquiler para ofrecer una solución habitacional a miles de jóvenes.

 "Se hace necesario un pacto de Estado sobre la vivienda, donde se enfoque una colaboración público-privada para incrementar la oferta de viviendas en alquiler a precios asequibles", concerta Osácar.

 Otra de las patas para mejorar el acceso a la vivienda a las personas con necesidades sociales es la construcción de vivienda pública dedicada al alquiler. "El parque público de vivienda social en España apenas supone un 2% del total, frente al 15% de media en Europa o el 18% en Francia. Hay mucho recorrido por delante", destacó Carme Trillo, presidenta de la fundación Habitat3 y exdirectora general de Vivienda de la Generalitat de Cataluña.

La presidenta de la fundación Habitat3 destacó que las administraciones públicas apenas destinan el 0,23% del PIB a políticas de vivenda, frente al 0,6% de la media europea y lejos del 1,6% del Reino Unido.  "Alcanza la media europea supondría sumar 1.000 millones de euros más al servicio del alquiler de vivienda pública", concretó

Trillo argumentó además que las administraciones públicas tendrían que fomentar dos opciones de alquiler social que se adapte a los ingresos de las diferentes familias. "Hay que desarrollar un alquiler asequible de entre 350 y 350 euros al mes) para familias de bajos ingresos y otro alquiler hipersocial con cuotas inferiores pensado para familias con ingresos inferiores a los 1.000 euros mensuales", concretó.