Información sobre vivienda y economía

Radiografía de las compraventas de viviendas en España en 2016

Más allá de superar las 400.000 transacciones de viviendas por primera vez desde 2010, los datos de compraventas de 2016 ofrecidos por el INE reflejan cómo se está moviendo el mercado residencial en España: desde que Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid acapararon el 64,6% de las ventas hasta que en las provincias de Baleares, Las Palmas y Navarra se vendieron más casas de segunda mano que en pleno boom inmobiliario.

Las compraventas de viviendas en España durante 2016 cerraron con 403.866 operaciones, un 13,6% más que en 2015 y hasta un 29,2% superior a las cifras mínimas marcadas en 2013, pero aún supone un 48% menos que los máximos alcanzados en 2007, en pleno boom inmobiliario, cuando se firmaron 775.300 ventas.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) se toman de las estadísticas del Colegio de Registradores de la Propiedad. Unas cifras que tienen un decalaje de entre dos y tres meses respecto a los datos de los notarios.

Cuatro comunidades: Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid acaparan el 64,6% del total de operaciones de compraventa, con 261.214 transacciones, en un año donde la vivienda de segunda mano ‘ha salvado’ al mercado frente al hundimiento de las ventas de casas nuevas.

Andalucía volvió a ser la comunidad con más operaciones con 78.708, seguida de Cataluña, con 66.447 ventas y Madrid, 58.231. Le sigue de cerca Comunidad Valenciana, con 57.828 operaciones. Cabe destacar el dato de Canarias, que superó las 20.857 ventas.

Dura caída de las ventas de vivienda nueva

La compra de vivienda nueva apenas supuso el 18,7% del total de operaciones en 2016, con apenas 75.618, su cifra más baja desde que el INE realiza la estadística en 2007, cuando sumó 326.282 ventas de casas a estrenar. Eso supone un 76,8% menos de vivienda nueva vendida desde el boom inmobiliario.

Para despejar la incógnita sobre lo que el INE refleja como vivienda nueva, en su metodología describe en el apartado 4.15 “que se trata de obra nueva, esto es, tiene menos de un año de antigüedad desde la finalización de la obra”.

La caída de las ventas de casas nuevas se debe a que cada vez menos viviendas cumplen con este requisito y, sobre todo, a que cada vez se construyen menos viviendas (los datos de visados de obra esperan cerrar por encima de las 62.000 licencias).

Las provincias que ‘salvaron’ la vivienda nueva, por decir, que superaron el peso medio de las ventas respecto al nacional fueron Segovia (35,7%) León (30,1%), A Coruña (29,9%) y Cádiz (28,8%). En términos totales, en Madrid se vendieron más casas nuevas con 13.565 unidades, seguida por Barcelona (5.693), Alicante (4.913) y Málaga (4.776). La caída de las ventas de viviendas nuevas en la Ciudad Condal ha sido de más de un 78% frente a los máximos

Por el contrario, hay provincias en las que la vivienda nueva apenas apareció por el mercado como Melilla (5,5%) Cuenca (6,8%), Cáceres (8,9%) o Zamora (9,4%).

El peso de las operaciones sobre casas de segunda mano

Rascando un poco más en los datos de compraventas respecto a otros años, las transacciones de viviendas reflejan cómo la vivienda de segunda mano alcanzó su mayor peso en sobre el total de operaciones, con ese 81,3%. En 2007, suponían el 57,9% y en 2013, la cosa se ajustó al 54%.

De hecho, hay provincias en las que en 2016 se han vendido más casas usadas que en pleno boom inmobiliario en 2007. En la provincia de Las Palmas, el crecimiento ha sido del 36,6%. El año pasado se vendieron 8.770 casas frente a las 6.420 de 2007.

En Navarra, el incremento fue del 2%, de las 3.547 unidades de 2016, frete a las 3.477 de 2007. Mientras en Baleares, el crecimiento fue prácticamente inapreciable, un 0,8%. En 2016, en el archipiélago balear se vendieron 10.953 frente a las 10.866 unidades de 2007.

Si nos fijamos desde los mínimos de 2013, hay otras provincias en las que las ventas de casas de segunda mano se han duplicado. Almería casi ha triplicado sus ventas de casas usadas de las 2.496 de 2013 a las 7.456 actuales. Guadalajara también ha estado cerca de triplicar sus cifras desde mínimos con incrementos de ventas del 189%

La provincia de Las Palmas ha más que duplicado las operaciones, con 8.770 de 2016 frente a las 3.643 de 2013. Santa Cruz de Tenerife también se ha incrementado un 121%, Huelva ha tenido un crecimiento del 127% y Málaga del 110% desde mínimos.

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail