Información sobre vivienda y economía

Los españoles se apuntan al lujo: casi duplican las compras de viviendas de alto standing en un año

El mercado de vivienda de lujo goza de unas cifras positivas, según los datos de mercado que maneja la inmobiliaria especializada Lucas Fox.

De cara a 2017, la firma se muestra optimista y cree que los inmuebles de 'alto standing' seguirán siendo un reclamo de compradores nacionales y extranjeros, aunque detecta cambios en el perfil que acaba adquiriendo un inmueble de lujo en nuestro país. De hecho, entre las tendencias que incluye en su último informe destacan que los compradores nacionales han duplicado su peso en el negocio en los últimos 12 meses hasta alcanzar el 35%, mientras que el 'Brexit' está pasando factura a las operaciones por parte de los británicos. Además, la llegada al poder de Trump está impulsando las compras de estadounidenses.

Las cifras de ventas de Lucas Fox en 2016 han aumentado un 31% respecto a los de 2015, lo que se convierte en un récord histórico para la inmobiliaria, creada en 2005. De todas las zonas donde opera, Barcelona es la ciudad que ha registrado la subida más significativa al registrar un alza de las operaciones del 69% en los últimos 12 meses. Por su parte, la Costa del Sol ha sufrido un crecimiento interanual algo más pausado comparando con 2015, debido en buena medida al Brexit y la devaluación de la libra esterlina.

En cuanto al tipo de vivienda que le interesa a su comprador, el 30% adquirieron una propiedad como primera residencia, mientras que el 43% que compró lo hizo con la intención de tener una segunda vivienda y un 20% compraron como fórmula de inversión. En cualquier caso, Lucas Fox interpreta que ha beneficiado la creación del famoso programa 'Golden Visa', el sistema que da permisos de residencia de al menos un año a todos aquellos extranjeros que adquieran una vivienda por valor superior a 500.000 euros. La compra de una vivienda con fines de inversión, por su parte, aumentó un 22%

El freno del Brexit y el impulso de Trump

Desde la inmobiliaria consideran que la actualidad política ha marcado la decisión de los compradores extranjeros. Por ejemplo, el nuevo presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, podría haber influido en la actitud del comprador estadounidense, que ha pasado de representar un 4,5% de las compras a a un 5%. Por otra parte, el Brexit se perfila el responsable de haber frenado el impulso comprador de los británicos, que han bajado su peso 7 puntos. Aun así, es la nacionalidad líder del ranking por detrás de la española al representar un 11% del total. 

El descenso de los británicos ha sido compensado por los compradores de Oriente Medio y Escandinavia, que suponen ya un 8% y un 7% respectivamente. Entre ambos, su peso se ha incrementado en seis puntos. 

Los franceses, por su parte, también han reducido su peso, aunque siguen siendo otro grupo de compradores que apuestan por España y representan un 6% del total (9% en 2015). Otro dato revelador obtenido a partir del informe de Lucas Fox es cómo el comprador español se está lanzando al mercado del lujo. Su representación en la compra de lujo se ha disparado hasta alcanzar un 35% del total, casi el doble de lo que supuso en 2015 (19%).

La recuperación económica española también ha tenido un papel protagonista en los cambios que se están produciendo en el mercado. En 2016, el PIB mantuvo el ritmo de crecimiento de 2015 y creció un 3,6%. El flujo de turistas que recibe el país ha ayudado también a esta recuperación: España recibió alrededor de 75 millones de visitantes que se gastaron una media de 800 € durante su estancia en 2016.

"El crecimiento de la economía, sumado a los bajos costes de financiación, un buen potencial de rentabilidad y de revalorización del capital van a seguir impulsando las ventas a lo largo de 2017", señala Alexander Vaughan, cofundador de Lucas Fox. 

Obra nueva, la vivienda más deseada

Las ventas de Lucas Fox provienen principalmente de vivienda nueva o recién reformada. Este tipo de inmueble significó un volumen de 100 millones de euros de operaciones y casi el 50% del total de las ventas de la inmobiliaria en Barcelona. Tres cuartas partes de las compras fueron realizadas por extranjeros. El precio medio de obra nueva en Barcelona, por ejemplo, fue en 2016 de 6.200 euros m2, situándose muy por encima de la media de la ciudad. Los datos que recoge idealista mostraron que la media de la Ciudad Condal en 2016 estaba en los 3.879 euros por m2, siendo ya con esos datos la segunda capital española más cara.

Joanna Papis, directora de nuevas promociones de Lucas Fox, explicó que la obra nueva tiene una alta demanda, "principalmente en los barrios más deseados de Barcelona y  Madrid". Sin embargo, la falta de stock de calidad "está ejerciendo presión sobre el precio en estas áreas", apunó Papis.

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail