Información sobre vivienda y economía

Mapa del porcentaje de viviendas en propiedad que hay en cada CCAA

La tasa de viviendas en propiedad en España bajó el año pasado ante el pujante mercado del alquiler. La media nacional se situó en el 77,1%, frente al 77,3% del año anterior o del 78% de 2014. Así, en 2016 el porcentaje de propietarios de viviendas fue el más bajo de la serie histórica del INE, que recoge datos desde 2004.

Baleares, Canarias y Madrid son las comunidades autónomas con la tasa de viviendas en propiedad más baja, en contraposición con La Rioja, País Vasco o Aragón, las autonomías con más propietarios. 

Por encima de la media nacional, se sitúan 12 CCAA con las tasas de viviendas en propiedad. Lideran los ratios La Rioja, con un 84,7%, País Vasco, con un 83,7%, y Aragón, con un 83,3%. En el lado contrario de la tabla, se sitúan Madrid, con una tasa del 71,1%, Baleares, con un 66,9% y Canarias, con un 69,1%. Cataluña también con una de las tasas más bajas, con un 73,7%. 

Destaca Madrid por tener en 2016 el porcentaje de casas en propiedad más bajo desde 2004. No ocurre lo mismo en Baleares ni en Canarias, CCAA donde el número de propietarios fue mayor en años anteriores. 

2016 cerró con el porcentaje de propietarios de vivienda más bajo de toda la serie histórica de la encuesta de Condiciones de vida que elabora el INE desde 2004. La metodología consiste en recogida de entrevistas personales una vez al año. 

El cierre del grifo hipotecario durante los años de la crisis inmobiliaria se ha visto reflejado en la caída del porcentaje de viviendas en propiedad. En líneas generales, ha ido bajando en beneficio del alquiler, una opción cada vez más demandada. Esta alternativa ha venido para quedarse no sólo porque acceder a una hipoteca es más complicado que durante los años del boom, sino porque fomenta la movilidad geográfica, entre otras ventajas. 

Los expertos del sector inmobiliario aseguran que el alquiler se estructurará como un entorno de negocio real más que como una solución a un problema coyuntural. De hecho, hay encuestas que apuntan a que las nuevas generaciones consideran que arrendar una vivienda es una alternativa habitacional más asequible y atractiva que comprarla. 

Por ejemplo, Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la patronal de promotores y constructores (APCE), prevé que los alquileres se estabilicen en la barrera del 30%. Y Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, insiste en que el alquiler ha venido para quedarse. "Las reformas políticas que se han hecho en los últimos años han beneficiado de manera increíble al crecimiento del alquiler, sacándolo del raquitismo en el que se encontraba desde los años 60", recalca.