Información sobre vivienda y economía

Así compraron casa los extranjeros en 2017: grandes, en la costa y más hipotecados

La compraventa de viviendas por parte de extranjeros superó las 60.800 operaciones en 2017, batiendo el récord de hace 10 años, según los registradores. La caída de la compra de británicos por el efecto Brexit fue compensada por alemanes, franceses y belgas. La residencia de vacaciones sigue siendo el principal atractivo para los foráneos con Alicante y Santa Cruz de Tenerife con mayor peso relativo. Sus preferencias se van a casas de más de 100 m2 y cada vez se hipotecan más. 

España sigue atrayendo la inversión extranjera en vivienda, sobre todo para el turismo de sol y playa. La compra de casas por parte de extranjeros no ha parado de crecer en nuestro país desde 2009, cuando tocó mínimos. De aquellas apenas 16.000 operaciones se ha pasado superar las 60.000 por primera vez en la historia, según el Anuario de la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores de la Propiedad

Pese a este nuevo récord, la compra de viviendas por parte de extranjeros perdió pesó relativo sobre el total de operaciones, pasando del 13,25% en 2016 al 13,11% en 2017, aunque consolidando la importancia de las transacciones por parte de ciudadanos de otras nacionalidades. "La demanda extranjera se ha convertido en uno de los factores que mayor contribución ha tenido en la recuperación del mercado inmobiliario español", afirman los registradores. 

 Los británicos, los únicos que bajan 

Por nacionalidades, los británicos van perdiendo peso relativo aunque mantienen una amplia diferencia con el resto de nacionalidades. El efecto Brexit ha hecho que los británicos compraran menos casas que en 2016, por debajo de las 9.200 transacciones, y con una caída del 10% frente al año anterior, cuando marcaron récord. 

Este descenso de las operaciones por parte de británicos se ha visto compensada por el resto de nacionalidades, donde han crecido todas. Los franceses registraron cerca de 5.300 compras e incrementaron su peso hasta el 8,6% del total de compras de extranjeros. Le siguen alemanes (7,7%), con cerca de 4.750 compras; belgas (6,4%), con 3.900 operaciones; y luego suecos (6,3%), italianos (5,7%) y rumanos (5,3%). 

"Estas nacionalidades son exactamente las mismas que vienen ocupando las primeras posiciones durante los últimos años, existiendo una notable fidelidad en la demanda de vivienda en España por lo que respecta a las nacionalidades", destaca el informe de registradores. "Todo parece indicar que puede existir cierto grado de recuperación o, en todo caso, de mantenimiento de resultados de demanda británica, pudiendo contribuir positivamente en el favorable ciclo inmobiliario en el que se encuentra la demanda de vivienda". 

La vivienda en la costa, la preferida por los extranjeros 

En todas las comunidades autónomas de la costa mediterránea y ambos archipiélagos se ha incrementado el número de compras de vivienda por extranjeros. Canarias (31,3%), Baleares (31,2%) y Comunidad Valenciana (26%) han sido los principales destinos de inversión, destacando el archipiélago canario, donde se han incrementado el peso relativo. Le siguen Murcia (18,7%), Andalucía (13,8%) y Cataluña (12,9%).  

"Todas ellas presentan la característica de contar con un alto grado de atractivo turístico de costa, que encaja perfectamente con la estructura de nacionalidades demandantes de vivienda en España durante los últimos años", destacan los registradores. 

En las provincias de Alicante (40,76%) y Santa Cruz de Tenerife (40,72%), el peso de la compra de extranjeros casi se equipara con la de los nacionales.  Le siguen Baleares (31,2%), Girona (30,7%), Málaga (29,6%), Las Palmas (22,3%), Murcia (18,7%), Almería (16,8%), Tarragona (14,4%) o Castellón (14%).

Como por ejemplo en Andalucía y la Comunidad Valenciana donde británicos, suecos y belgas son los que más casas compraron. En Cataluña fueron franceses, chinos e italianos; en Baleares, alemanes, británicos e italianos; o Canarias, con italianos, británicos y alemanes, a la cabeza.

La vivienda tipo: a mayor poder adquisitivo, más grande es la casa 

Aunque en general, los extranjeros también compran viviendas usadas, como los nacionales, hay nacionalidades que tiran hacia la compra de casas nuevas sobre el número de sus operaciones como son los belgas (26,6%), noruegos (23,9%), suecos (19,6%), rusos (19,3%) y holandeses (18,1%). 

Si nos fijamos en el tamaño, la media entre los extranjeros se sitúa en torno a viviendas de entre 60 y 90 m2, aunque luego por nacionalidades se puede ver que a mayor poder adquisitivo, más posibilidades hay de comprar una casa más grande, de más de 100 m2.

Holandeses (48,2%), daneses (46%), suizos (43,7%), alemanes (36,3%), británicos (36,3%) y noruegos (35,3%), son los que más casas grandes compran, enfocadas a segunda residencia en la costa. 

Una tendencia más hacia una primera residencia se ve en las de 60-80 m2 y 80-100m2. Aquí son más rumanos, argelinos, marroquíes o búlgaros los que copan las primeras posiciones. Luego hay otro tipo de vivienda turística más pequeña, apartamentos de menos de 40 m2, donde italianos, polacos, franceses e irlandeses son los que más compran.

En el último año, el peso de compra de vivienda de más de 500.000 euros por parte de extranjeros se ha incrementado, pasando de representar el 5,32% en 2016 al 5,72% del último año, de los que un 37,5% corresponde a extranjeros no comunitarios, que se pueden beneficiar de la Golden Visa, el permiso de residencia a extranjeros que realizasen adquisiciones inmobiliarias en España por importe igual o superior a 500.000 euros.

Crecen las hipotecas de extranjeros: el trabajo supera al ocio

pesar del peso creciente de los extranjeros en el mercado residencial, aún siguen siendo escasos en lo que al mercado hipotecario se refiere. De hecho, mientras el 13% de las operaciones de compra fueron realizadas por extranjeros, apenas el 6,8% de las hipotecas firmadas lo fueron por parte de un foráneo. 

En estos casos surge la particularidad de que la relación entre compraventas e hipotecas no es uniforme. Queremos decir, por ejemplo, que pese a que los británicos presentan el mayor peso en cuanto a las compraventas de viviendas no son los que más hipotecas contratan en España. 

La nacionalidad que más se hipoteca en España son los rumanos, con un 11,5% de los préstamos firmados, mientras son los séptimos que más compran. Segundos son los británicos (9,3%), seguido de los chinos (8,4%) e italianos (5,7%). Salvo los británicos son nacionalidades se mantienen en posiciones medias en cuanto a transacciones, 

"Las nacionalidades cabeceras en la compra de vivienda en España se caracterizan por contar con niveles de renta per cápita elevados, proporcionando unas menores necesidades de financiación, tal y como se constata en los resultados de contratación de hipotecas sobre vivienda", concretan los registradores