Información sobre vivienda y economía

Qué tipo de hipotecas piden los extranjeros en España y cuáles son sus dudas más frecuentes

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Artículo escrito por Jesús Moreno, abogado de Legal Lifeline

La comunidad de extranjeros angloparlantes con intereses en España, es decir, aquellos que poseen una vivienda en España, trabajan aquí o pasan largas temporadas de forma recurrente, es una de las más importantes y también de las que más han crecido en los últimos años, a pesar de la crisis y de cuestiones tan importantes como el Brexit.

Supone un colectivo de aproximadamente 800.000 personas, según informes aparecidos en publicaciones como The Times o portales de referencia como Britain abroad, y muchos de ellos tienen una vivienda en algún punto del territorio. 

Este importante grupo de consumidores potenciales tiene dudas y problemas relacionados con sus propiedades, su trabajo y su estancia en España. Al menos, eso es lo que dicen los datos que recopilamos en Legal Lifeline, una compañía de asesoramiento jurídico que da servicio a la comunidad angloparlante.

Las restricciones para acceder a una hipoteca

En primer lugar, hay que diferenciar los préstamos hipotecarios que se les conceden a los extranjeros afincados en España (residentes) y los que conceden las entidades bancarias a extranjeros no residentes. Los primeros pueden optar a las hipotecas que se conceden a cualquier otro español, mientras que los no residentes ya tienen que optar a productos específicos, más restringidos.

No todas las entidades bancarias conceden préstamos hipotecarios a los no residentes, ya que la falta de arraigo de los no residentes en nuestro país hace que la confianza no sea la misma que a los extranjeros ya residentes en España. La razón fundamental es la imposibilidad en muchas ocasiones de proceder al embargo de bienes en el extranjero, siendo por tanto el propio inmueble la única garantía que tiene el banco a la hora de poder cubrir el dinero prestado.

Por nacionalidades, los británicos y los alemanes son los que tienen más oferta en este tipo de préstamos hipotecarios, aunque también pueden optar dichos préstamos nacionales de otros países.

Los porcentajes que conceden los bancos a los no residentes, en muchos casos no superan el 60% y en muchas ocasiones el 50% del valor de la vivienda, debiendo tener dinero propio o acudir a otras fuentes de financiación para poder hacer frente a la compra de la vivienda.

Tipos de hipotecas más solicitadas

Existen diferentes tipos de hipoteca en función del tipo de interés que tengan. Se puede diferenciar principalmente dos grupos: las de tipo fijo y las de tipo variable.

Hasta la fecha la hipoteca más popular entre los angloparlantes era de tipo variable por los beneficios económicos que concedía el hecho de que el euríbor lleve ya más de dos años en terreno negativo y en mínimos históricos. 

Sin embargo, en estos últimos meses se está viendo un cambio de tendencia y se están concediendo más hipotecas a tipo fijo. Esto se debe a cierto temor a causa de la variabilidad del citado índice de referencia y a las previsiones de que el euríbor pueda tener una tendencia al alza en los próximos años.

En cuanto a los productos bancarios vinculados a las hipotecas, los hay de muchas clases y tipos, desde tarjetas de débito o crédito, hasta seguros de vida, de hogar o de amortización del capital de la hipoteca.

En este punto, cualquier persona que vaya a solicitar un crédito hipotecario a una entidad bancaria va a recibir una oferta con el interés remuneratorio correspondiente, y con una Tasa Anual de Equivalencia (TAE), que será un poquito superior al tipo de interés del préstamo. Dicho TAE es el interés real que se va a abonar por el cliente teniendo en cuenta todos los productos vinculados que nos va a ofrecer el banco.

Por poner un ejemplo, a una oferta que fuera euríbor+0,99%, que es una muy buena oferta en este momento, puede corresponderle una TAE superior de forma sensible (del 2%-3%...) si tenemos en cuenta los productos que el banco puede vincular, y es precisamente donde los angloparlantes deben consultar a profesionales del Derecho, para que les asesoren y puedan trasladar todas las dudas que se le planteen.

Entrando en recomendaciones, hay tres puntos muy importantes que deben ser revisados por los extranjeros que soliciten una hipoteca:

  1. La no inclusión de ningún tipo de cláusula suelo, asunto ya muy conocido pero que un abogado debe revisar.
  2. Revisión del tipo diferencial de interés aplicado, ya que si es muy alto se puede asimilar a una cláusula suelo.
  3. Muy importante estudiar la cláusula de gastos para que no sean atribuidos única y exclusivamente a la parte que solicita la hipoteca.

Todas estas precauciones que el extranjero debe tomar no son para desalentarle de acceder a una hipoteca en un banco español, sino precisamente para animarle a que lo haga de forma segura y tranquila, estando bien asesorado.

Lo normal es que la hipoteca esté ofrecida de forma correcta y la actuación de los abogados será sólo para confirmar este asunto.

Las cuestiones que más preocupan a los extranjeros

Estas son las consultas más frecuentes que han realizado los clientes de Legal Lifeline:

Reclamaciones de consumo

Esta materia tiene el porcentaje más alto, del 28% de las consultas recibidas. Dentro de las cuestiones de consumo y como se puede observar en el gráfico siguiente, el desglose es el siguiente:

  • Reclamaciones por cláusulas suelo y otras cuestiones bancarias (gastos de hipoteca, comisiones...): 38% de los asuntos de consumo, un 11% del total
  • Reclamaciones o asuntos relacionados con seguros: 27% de Consumo, un 8% del total
  • Reclamaciones en materia de telefonía: 23% de las reclamaciones de Consumo, un 6% del total.
  • Reclamaciones por negligencia médica: Un 6% de las reclamaciones de Consumo, lo que da idea de la calidad de la medicina en España, tan sólo un 1,6% del total
  • Otras reclamaciones de consumo (cursos, gimnasios...): 6%.

Reclamaciones a la banca

Este 38% engloba las reclamaciones de cláusulas abusivas hipotecarias y otras cuestiones bancarias. Debemos diferenciar las principales consultas planteadas por los extranjeros angloparlantes que son:

1. Reclamación de cláusulas abusivas incorporadas en las hipotecas: cláusula suelo, cláusula IRPH e hipoteca multidivisa

2. Gastos hipotecarios: reclamación de gastos hipotecarios (gastos notariales, registrales, gestoría) e impuestos del préstamo hipotecario (AJD)

3. Interpretación en inglés de las condiciones del préstamo hipotecario, sus implicaciones y consecuencias.

4. Amortización anticipada del préstamo hipotecario.