Información sobre vivienda y economía

La eficiencia energética aumenta el precio de las casas... en algunas zonas: así influye en la tuya

Autores: @Ana P. Alarcos, iván Martínez, @luis manzano

La inmensa mayoría de las viviendas que hay en España son del siglo pasado. El mercado estima que de los 26 millones de casas que existen en el país, algo menos de un 20% se han construido en los últimos 18 años. Y si tenemos en cuenta que la mayor o menor antigüedad de un inmueble es una de las variables que más define el nivel de eficiencia energética de los hogares, descubrimos que el mercado doméstico todavía tiene mucho margen de mejora.

Según idealista/data, el nivel de sostenibilidad de las casas en venta y alquiler que hay disponibles actualmente es medio-bajo, ya que el certificado más habitual en el conjunto del mercado doméstico es el E. Por otro lado, hay cerca de 67.000 casas que no cuentan con una calificación, mientras que otras 163.000 aproximadamente están en proceso de conseguir uno. Recordemos que contar con el certificado es obligatorio para vender o arrendar una propiedad desde 2013.

En el caso de la venta, existen casi 60.000 casas con algún tipo certificado, y de ellas casi 24.000 están en el nivel E. En cambio, algo menos de 6.300 alcanzan el nivel de excelencia (niveles A y B).

En el mercado del alquiler observamos la misma tendencia. De las 18.000 casas en arrendamiento disponibles que cuentan con un certificado, más de un tercio poseen el E, frente a las escasas 2.500 que suman los niveles A y B. Por otro lado, hay más de 8.600 pisos que no cuentan con el certificado y otros 35.000 que están en vías de obtenerlo.

Por tanto, el 40% de las viviendas en venta y alquiler que hay disponibles actualmente tienen el certificado E, aunque en algunas capitales como Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria el volumen de casas con la calificación G (la peor posible de la lista) supera el 75%. Otras capitales como Almería y Huelva también tienen más de un 40% del stock con un certificado G, duplicando así la media nacional (21,2%).

¿Y por qué estamos en estos niveles? Como decíamos unas líneas más arriba, el año de construcción de las viviendas es uno de los factores que marcan el mayor o menor grado de sostenibilidad. Además, las zonas de Levante y las islas, donde la oferta de pisos ha ido en aumento en los últimos años y que disfrutan de un clima más suave que en la zona norte o centro del país, suelen tener una necesidad inferior de apostar por la eficiencia.

Según Daniel del Pozo, responsable de idealista/data, “en general, el mercado no está recogiendo en el precio el nivel de eficiencia energética de las viviendas. No obstante, hemos detectado algunas zonas donde los compradores e inquilinos sí están dispuestos a pagar más dinero por una vivienda más sostenible, tanto con conciencia ambiental como por el ahorro del gasto mensual en energía que supone". 

Dónde cotiza al alza la eficiencia

Dejando a un lado la media nacional, descubrimos que hay algunas zonas concretas de España donde el mercado sí aprecia la sostenibilidad energética. Al menos, en lo que a precio se refiere.

En el caso de la venta, por ejemplo, el precio por m2 es más alto en las viviendas de tipo A en un total de 17 capitales, entre ellas Barcelona, Pamplona, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Castellón de la Plana, Segovia, Burgos, Toledo y Oviedo. Por otro lado, hay 20 capitales donde el precio más alto está en las viviendas con un certificado de tipo B (como Santander, Cádiz, Tarragona, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Huelva, Almería o Pontevedra) y otras 10 donde destaca el tipo C (entre ellas, Madrid, Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Murcia).

En el otro extremo encontramos hasta tres capitales de provincia donde, curiosamente, el m2 de una vivienda del tipo D es más caro que en una casa más eficiente. Se trata de Granada, Palencia y Alicante.

En el caso del alquiler encontramos un total de 12 capitales en las que el precio por m2 más alto se encuentra en viviendas con el certificado energético más alto (A), entre las que se encuentran la capital española y catalana, Tarragona, Alicante, Valladolid, Logroño, Palencia o Pontevedra.

En cambio, en otras ocho lo más cotizado son las casas con nivel B, como en San Sebastián, Cádiz, Santa Cruz de Tenerife, Ourense, Lleida, Badajoz o Jaén; mientras que en nueve capitales destacan las viviendas con un nivel C en lo que a precio más alto se refiere, como Zaragoza, Palma de Mallorca, Pamplona, Bilbao, Sevilla, Valencia o Vitoria.

Las demás provincias se reparten entre los niveles medios-bajos, aunque destacan las cinco capitales en las que el precio por m2 más elevado de un alquiler se encuentra en el nivel G, el más ineficiente en términos energéticos. Aquí se encuentran Málaga, Santander, Toledo, Burgos y Lugo.

Las viviendas tipo C, las más caras en el conjunto del país

A pesar de que el certificado energético de una casa en venta y alquiler cotiza al alza en algunas capitales de provincia, lo cierto es que el mercado, de media, no está reflejando la importancia de tener viviendas sostenibles.

Prueba de ello es que los precios más elevados del conjunto del mercado los encontramos en las casas que poseen un certificado C, que a nivel energético sería como hablar de un notable alto. La tendencia se observa tanto en la venta como en el alquiler si miramos el precio por m2, que permite dejar a un lado la variable de la superficie y unificar el mercado. Este es el escenario actual si tenemos en cuenta cada m2 de una casa en función de su eficiencia energética:

Sin embargo, que no lo esté reflejando el conjunto del mercado no quiere decir que tener un nivel de eficiencia elevado no sea importante. De hecho, permite reducir la factura energética de los hogares y, por tanto, ahorrar con el paso del tiempo.

El certificado es un documento de gran valor para entender la calidad de una vivienda y debe verse reflejado en su tasación. Informa sobre las necesidades energéticas de un edificio y sus emisiones de CO2, en función de la eficiencia de la construcción y de sus instalaciones. Esta información es de vital importancia para los usuarios ya sean propietarios o inquilinos, ya que está directamente relacionada con el coste de mantenimiento de los edificios, su gasto de energía para climatizarse o generar agua caliente sanitaria. Es más, una buena calificación energética debería verse reflejada en una mejor tasación inmobiliaria, ya que un edificio energéticamente eficiente es objetivamente más valioso que uno que derrocha energía”, explica Dolores Huerta, Secretaria Técnica del Consejo para la Edificación Sostenible de España (GBCe).

En su opinión, “la implantación del certificado energético en nuestro país se puede describir como un fracaso, ya que los ciudadanos no la reclaman o no se fían de su contenido, la interpretan como un impuesto más, mientras que muchos profesionales han reducido su calidad por una guerra de precios sin sentido, llegando a emitirlos sin siquiera visitar la vivienda, y la Administración Pública encargada de velar por la calidad del proceso, no hace un seguimiento suficiente para evitarlo”. No obstante, Huerta concluye con un mensaje esperanzador: cree que la situación es reversible y que el mercado acabará impulsando el precio de las viviendas más sostenibles.

>> Consulta aquí cuál es el certificado más habitual en tu zona y cuál tiene el m2 más caro tanto para vender como para alquilar:

Capital de provincia Certificado más habitual Certificado con el m2 más caro en venta Certificado con el m2 más caro en alquiler
A Coruña E B F
Albacete E A A
Alicante E D A
Almería G B D
Ávila E C C
Badajoz G A B
Barcelona E A A
Bilbao E C C
Burgos E A G
Cáceres G B G
Cádiz E B B
Castellón de la Plana E A D
Ciudad Real E B E
Córdoba G B D
Cuenca E B A
Donostia-San Sebastián E C B
Girona E B A
Granada E D F
Guadalajara E A A
Huelva G B D
Huesca E B E
Jaén E C B
Las Palmas de Gran Canaria G B E
León E B F
Lleida E A B
Logroño E A A
Lugo E A G
Madrid E C A
Málaga E B G
Murcia G C F
Ourense E B B
Oviedo E A D
Palencia E D A
Palma de Mallorca E B C
Pamplona/Iruña E A C
Pontevedra E A
Salamanca G C D
Santa Cruz de Tenerife G C B
Santander E B G
Segovia E A C
Sevilla E A C
Soria E B B
Tarragona E B A
Teruel E C E
Toledo E A G
Valencia E A C
Valladolid E B A
Vitoria-Gasteiz E C C
Zamora E A D
Zaragoza E A C