Información sobre vivienda y economía

El precio de la vivienda reduce la velocidad y baja un 6,6% a finales de 2018, según el INE

Autor: Redacción

El precio de la vivienda bajó cuatro décimas, hasta situarse en el 6,6% durante el cuarto trimestre de 2018, según datos del INE. Mientras el precio de la obra nueva subió un 8%, la vivienda usada bajó un 6,4%. Por CCAA, los mayores descensos se produjeron en Canarias, Madrid y La Rioja, con bajadas de entre el 1,3% y el 1,2%.

Por su parte, Castilla–La Mancha, Aragón y Región de Murcia registraron las mayores subidas, con incrementos de nueve, siete y seis décimas, respectivamente.

En cuanto a la variación intertrimestral, el índice subió un 0,4%. Por tipo de vivienda, los precios de la vivienda nueva subieron un 1,2% entre el cuarto y el tercer trimestre de 2018. Por su parte, los precios de la vivienda de segunda mano aumentaron un 0,3%.

Los precios de la vivienda presentaron tasas trimestrales positivas en el cuarto trimestre de 2018 en nueve comunidades autónomas. Las mayores subidas se produjeron en Andalucía, Aragón y Canarias, con incrementos del 1,0%, 0,9% y 0,9%, respectivamente. Por su parte, Extremadura (–0,9%), Comunidad Foral de Navarra (–0,6%) y Región de Murcia (–0,2%) registraron los mayores descensos trimestrales.

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, explica que “el crecimiento del 6,6% a nivel nacional y el hecho de que los precios aumenten en todas las comunidades autónomas parece confirmar que la crisis inmobiliaria que ha durado tantos años parece haber llegado a su fin, aunque en muchas zonas las caídas de precio han sido tan fuertes que, aunque ahora suban, siguen muy por debajo de los picos alcanzados hace 10-12 años. Aun así, resulta esclarecedor que Madrid y Cataluña, que fueron las zonas en las que según Fomento el número de compraventas creció menos durante 2018, sean las zonas en las que los precios experimentaron mayores incrementos según el índice del INE. Ambos mercados se encuentran en una fase en la que el stock disponible se está reduciendo rápidamente mientras son los principales receptores de inmigrantes internos y se hacen necesarias nuevas medidas destinadas a ampliar el número de viviendas en el mercado”.