Información sobre vivienda y economía

El Ayuntamiento de Barcelona quiere destinar 10.052 viviendas desocupadas a VPO de alquiler

Fuente: Renta
Fuente: Renta
Autor: Redacción

El ayuntamiento de Ada Colau rastrea la ciudad en busca de pisos vacíos. Después de que el censo de viviendas vacías elaborado por el consistorio desvelara que el 1,22% del total de pisos de la ciudad están desocupados, la Concejalía de Vivienda trabajará para sumar algunas de estas viviendas a su parque de alquiler asequible. El censo ha permitido detectar que en los 73 barrios de la ciudad hay 10.052 pisos desocupados, “y lo que ahora queremos es movilizarlos hacia el alquiler asequible“, explican.

Durante el 2018, en el marco del PDHB y en especial para garantizar el derecho a la vivienda, la Unidad de Disciplina de la Vivienda ha llevado a cabo diferentes actuaciones, de acuerdo con lo establecido en la Ley por el Derecho a la Vivienda de 2007 cuando se refiere a sancionar usos anómalos de las viviendas, para detectar las viviendas desocupadas de manera permanente.

En estos momentos hay 22 expedientes en trámite (y 524 expedientes iniciados) a grandes tenedores de pisos vacíos. En cuanto a “acoso inmobiliario”, hay 12 expedientes en trámite, donde se ha optado por recurrir a la vía administrativa para sancionar y no a la judicial, además de otras actuaciones vinculadas con la expropiación por desocupación permanente; sanciones a las entidades financieras por la falta de inscripción en el Registro de viviendas vacías y de viviendas ocupadas sin título habilitante.

Asimismo, durante 2018 se ha impulsado un plan de inspección de las viviendas protegidas de la ciudad. De las 16.000 que hay en Barcelona se han inspeccionado 2.091, lo que representa el 13% del parque de vivienda protegida vigente. Se han detectado 217 situaciones anómalas, la mitad de las cuales son por alquilar el piso por encima del precio determinado y no comunicarlo a la Generalitat de Catalunya.

En cuanto a las actuaciones contra la gentrificación, en 2018 se han analizado los 324 planes de realojamiento presentados para garantizar que se respetan los derechos de las personas usuarias. Además, se ha firmado un convenio con el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) para asesorar a personas y entidades en relación con el acoso y el incremento abusivo de los precios de alquiler.

Ampliación del parque de vivienda asequible

Todas estas acciones tienen como objetivo seguir engordando su parque de vivienda pública gestionada por el Instituto Municipal de la Vivienda y la Rehabilitación (IMHAB) a finales de 2018 era 8.362 viviendas (unas 3.000 viviendas más que en 2015). El precio medio de alquiler es de 211 euros/mes.

En total, el IMHAB ha promovido el último año 40 promociones de obra nueva sobre suelo público con un total de 2.913 viviendas. En global, el Ayuntamiento ha impulsado 72 promociones, más dos de la Generalitat, que suman un total de 4.600 viviendas municipales nuevas; el 80% de estas viviendas serán de alquiler público, y el 20% restante serán en cooperativas o en sesión de uso, entre otras modalidades que demanda la ciudadanía.

La promoción de obra nueva se complementa con la captación de vivienda privada hacia alquiler asequible. En 2018 se captaron 165 viviendas que han ido a la Bolsa de Alquiler asequible. El alquiler medio para los inquilinos se sitúa en 145 euros/mes, mientras que el canon medio para los propietarios es de 570 euros/mes.

En cuanto a la adquisición de vivienda, el año pasado se adquirieron 68 pisos: 42 provenientes de la compra directa o del ejercicio del tanteo y retracto, y 26 de la cesión de usufructo firmada con la Sareb. Desde 2016 se han adquirido 697 viviendas (por compra directa y usufructo).