Información sobre vivienda y economía

La crisis del plástico, un grave problema de salud medioambiental a nivel mundial

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La población de China, Egipto y los países del sudeste asiático no para de crecer y para muchos aumenta su poder adquisitivo, por lo que generan mayor cantidad de basuras que no son tratadas. Solo ocho países son los responsables del 63% del plásticoa nivel mundial, que se vierte a los mares, sin medidas para prevenir una crisis por la contaminación que puede afectar a todo el planeta, porque solo el 9% de los plásticos generados se reciclan.

El desarrollo de economías como la de China, Egipto, Indonesia, Tailandia, Vietnam, Sri Lanka, Malasia o Filipinas desemboca en mejoras para la población y un aumento de su poder adquisitivo. Sin embargo, estos países no están preparados para absorber la cantidad de basura que genera toda esta nueva clase media, que ha salido de la pobreza absoluta. Además, el cambio generacional que está produciendo la emigración a las grandes ciudades está provocando un incremento de los desperdicios plásticos que las autoridades no saben o no tienen la capacidad de recoger y reciclar.

Cualquier mejora en la reducción de la cantidad de basura que se acumula en los mares del planeta debe comenzar por una mejora sustancial de la recolección de residuos de estos países, que son los responsables del 63% del total de residuo plásticos que fluyen hacia los mares.

Los vertederos, la mayoría ilegales, se acumulan a las afueras de las grandes ciudades, en condiciones insalubres para las clases más bajas que viven cerca de ellos. No existe una recolección de basuras como en occidente, ni capacidad para separarlos, con los posibles efectos secundaros de la incineración. Y se está generando un grave problema de salud en estas ciudades.

En 2015, los científicos estimaron el 88% de los desechos generados en Vietnam, con 82 millones de habitantes, son arrojados a vertederos ilegales. En China, la tasa llega al 77%, mientras que en EEUU apenas llega a 2%.

Un estudio afirma que ocho de los 10 ríos que transportan la mayor cantidad de residuos plásticos a los océanos se encuentran en Asia. El Yangtze, en China, llena el Mar Amarillo de 1,5 millones de toneladas de plástico cada año.

Gtres
Gtres

Aunque existe un problema añadido a estas grandes poblaciones, en algunos casos por encima de sus propias posibilidades: el plástico es difícil de reciclar, hay factores técnicos y ambientales que lo ponen casi imposible. De hecho, apenas un 9% del plástico recogido se recicla a nivel mundial.

Pero también hay esperanza en un acto sencillo, solo hay que comenzar a recoger la basura. Un estudio realizado por Ocean Conservancy y McKinsey Center for Business and Environment afirma que si se recogiera el 80% de las basuras que generan China, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam se podrían reducir un 23% de los desechos de plástico en el océano en una década.

Esto tampoco va a salir gratis, ni es barato. El presupuesto destinado a residuos en las grandes ciudades del mundo desarrollado es de lo más costoso del Presupuesto municipal. Conseguir el objetivo de este estudio supone aportar entre 4.000 y 5.000 millones de dólares cada año, unos 3.500-4.500 millones de euros.

Y ya están surgiendo iniciativas para ello. Las organizaciones no gubernamentales en Reino Unido están pidiendo al Gobierno que destine el 3% de la ayuda internacional a la recolección y eliminación de desechos en todo el mundo. Una iniciativa que esperan que llegue a otros países ricos.

Mientras, en EEUU, el grupo Closed Loop Ocean está recaudando dinero de grandes corporaciones como Coca-Cola o Procter & Gamble para invertir en negocios de recolección y eliminación de residuos en India e Indonesia. Aspiran a recaudar unos 150 millones de dólares, 133 millones de euros.