Información sobre vivienda y economía

El INE confirma la estabilización del precio de la vivienda en el arranque del año

Autor: Redacción

El precio de la vivienda durante el primer trimestre del año subió dos décimas, hasta situarse en el 6,8% interanual. La vivienda nueva ser revalorizó un 10,4% interanual, más que la usada, un 6,2%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La vivienda nueva subió casi dos puntos y medio con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta situarse en el 10,4%. En cambio, la vivienda usada bajó dos décimas, hasta el 6,2% interanual.

En cuanto a la variación intertrimestral, el índice del Precio de la Vivienda (IPV) se situó en el 1,5%. Por tipo de vivienda, los precios de la vivienda nueva subieron un 4,3% entre el cuarto y el primer trimestre de 2019. Por su parte, los precios de la vivienda de segunda mano aumentaron un 1,1%.

La mayoría de las comunidades autónomas registraron aumentos de precio en las viviendas en tasa anual en el primer trimestre de 2019.

Los mayores incrementos se produjeron en Canarias, Illes Balears y Comunidad Foral de Navarra, con subidas de 1,1, 0,9 y 0,9 puntos, respectivamente.

Por su parte, Cantabria, Cataluña y Galicia registraron los mayores descensos en sus tasas anuales, con disminuciones de cinco décimas en todas ellas. 

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, explica que “los datos del INE coinciden plenamente con los de idealista: ambas fuentes damos la misma subida del 6% interanual y de un 1,1% trimestral. Se confirma la estabilización de precios, suavizando la tendencia que se venía registrando en anteriores trimestres. La tendencia para 2019 apunta a esta relajación en los precios, aunque las políticas municipales en cuanto a creación de vivienda nueva, el empuje del turismo y la capacidad para generar empleo podrían tensionar los precios en algunas capitales. Lejos del fantasma de la burbuja y con unos precios más contenidos, las transacciones de viviendas continuarán en la misma senda de crecimiento en la que terminaron 2018, con el apoyo de los bajos tipos de interés y la competencia de los bancos por conceder hipotecas”.