Información sobre vivienda y economía

Orson Alcocer: “La actual sobreprotección al inquilino reducirá la oferta de alquiler”

Orson Alcocer, responsable de inmobiliario en DLA Piper
Orson Alcocer, responsable de inmobiliario en DLA Piper

En un momento en que el sector inmobiliario español está boyante, el despacho de abogados DLA Piper está asesorando a clientes tanto nacionales como extranjeros en la compraventa, promoción, financiación o comercialización de todo tipo de inmuebles. Idealista/news entrevista a Orson Alcocer, socio responsable del área inmobiliaria de este bufete, para conocer de cerca su labor en este sector esencial para la economía española.

Orson Alcocer también es profesor de cursos de derecho y ha sido reconocido por los principales directorios internacionales como Chambers & Partners y The Legal500.

¿Qué papel desempeña el despacho en el inmobiliario español?

La característica de nuestro despacho es que cubrimos el asesoramiento legal de todo el proceso inmobiliario: desde la compra de suelo, el desarrollo urbanístico, comercialización, financiación, compraventa y comercialización. Y hemos creado el área de desarrollo urbanístico para empezar a promover.

Nuestros clientes son nacionales, algo muy importante porque consideramos que para ser un buen despacho de abogados hay que tener mucha presencial local. Asesoramos a bancos, como BBVA, Caixabank, Santander… y para empresas del sector, como Grupo Lar, Neinver o GMP.

¿En qué consiste el área de desarrollos urbanísticos?

Siempre hemos tenido abogados urbanistas que dan apoyo a las operaciones. Lo que no teníamos es la capacidad para impulsar este trabajo urbanístico: por ejemplo, constituir juntas de compensación, elaborar planes parciales o hacer modificaciones a un plan general. Esto es lo que hacemos ahora. Estamos en varias juntas de compensación, como en El Cañaveral (Madrid).

¿Cómo ves el sector inmobiliario?

Lo veo bien, soy optimista. Y ni las elecciones generales, autonómicas o municipales van a influir porque el mercado inmobiliario ya ha descontado los cambios. Quizás sí pueda haber cambios en el mercado del alquiler por la entrada en vigor de la nueva ley, pero en general el impacto es mucho menor de lo que la gente cree.

Es un mercado sano donde el crecimiento es sano, se ha salido de una crisis, se ha colmado la falta de oferta que hubo en una época y ahora vemos operaciones normales de un mercado que sigue creciendo tanto en residencial, como en oficinas o naves industriales. El sector de retail tiene más incertidumbre que otros sectores por el Ecommerce. De cómo va a afectar el comercio online a un centro comercial o locales comerciales.

¿Hay algún fondo nuevo que esté entrando en España?

Centerbrige ha firmado recientemente un acuerdo con Grupo Lar para crear una sociedad y promover en el sector logístico. Apollo y Cerberus siguen. Vemos mucho fondo italiano que está comprando activos. Hemos trabajado para la aseguradora Generali y para un fondo de Poste italiane, el servicio postal público de Italia, que hace unos meses compró un hotel en el centro de Madrid.

¿Qué opinión tienes sobre el real decreto ley del alquiler?

No creo en la intervención del mercado. Hay partidos políticos que piden potenciar el mercado del alquiler para que se profesionalice y después lo que hacen es imponer al arrendador jurídico una mayor duración obligatoria de los contratos. Esto no es potenciar la profesionalización. Las modificaciones legislativas continuas no son buenas nunca. Y personalmente creo que este tipo de medidas tiene carácter populista. Si al final limitas las garantías adicionales que puede pedir el arrendador, lo que hará éste es no alquilar. Al final el alquiler será más restrictivo.

Lo que sí es cierto es si no se protege al arrendador, éste no va a alquilar. Hay sobreprotección al inquilino y al final no habrá mercado del alquiler.

Lisboa está increíble ahora y antes estaba decadente porque el propietario ganaba 100 euros al mes de renta y tenía que hacer obras de rehabilitación de un importe muy superior. Hay que tomar medidas sociales y fomentar el acceso a la vivienda para jóvenes o personas sin recursos, pero la forma no es intervenir a través de modificaciones de la ley de arrendamiento

¿Qué opinión te merecen las socimis y qué labor están haciendo para la sociedad?

Las socimis son un elemento dinamizador del mercado. Han conseguido captar grandes volúmenes de inversión. Además, hay socimis que permiten al pequeño ahorrador invertir en inmuebles a través de un vehículo cotizado. Es una forma eficiente de estructurar la inversión. Creo que las socimis son buenas para un patrimonio familiar con una gestión profesional de los activos. Por ejemplo, Bankinter tiene varias socimis, lo que demuestra que es una oportunidad para que los clientes de Bankinter diversifiquen su inversión y apuesten por las socimis.

Cómo está el balance de los bancos en cuanto activos inmobiliarios y qué tipo de comprador se puede hacer cargo de los activos cada vez de menor calidad

Los bancos han soltado mucho lastre inmobiliario. Todavía queda y lo que queda no es lo más tóxico, pero quedan situaciones donde les pueda interesar desprenderse de ellas dejándoselo a fondos para que lo restructuren. Porque el banco lo que hace es prestar dinero, no busca restructurar la deuda. El trabajo del fondo es sacar adelante y poner en valor el inmueble. Así, se profesionalizan situaciones de balance que son difícilmente gestionables.

¿Qué tipo de cliente ha llegado muy novedoso al sector?

Estamos trabajando mucho con el negocio del coworking. Wework es el mayor arrendatario en Londres y Nueva York, y ahora van a empezar a comprar inmuebles. Trabajamos para ellos y trabajamos también para arrendadores que alquilan a empresas de coworking. El mundo del ‘co’ va a tener un futuro positivo: el coworking, coliving, etc.

 

 

Etiquetas
DLA Piper