Información sobre vivienda y economía

Barcelona une fuerzas con una empresa privada: Mediapro levantará una promoción delegada de 47 VPO

Barcelona ha seleccionado un proyecto presentado por Mediaurban (propiedad de Grupo Mediapro), y la Fundación Habitat3

Ajuntament de Barcelona
Ajuntament de Barcelona

Barcelona da un paso adelante y explora nuevas vías de colaboración para sumar vivienda a su parque público. El Ayuntamiento de Barcelona a través del Instituto Municipal de Vivienda y Rehabilitación ha seleccionado un proyecto presentado por Mediaurban (propiedad de Grupo Mediapro), y la Fundación Habitat3, para la construcción de 47 viviendas sociales de alquiler en el número 11 de calle Badajoz, en el barrio del Poblenou.

Con esta adjudicación el Ayuntamiento implanta por primera vez un nuevo modelo de lo que se llama la promoción delegada a través del cual adjudica a terceros la promoción de proyectos de vivienda de precio asequible sin perder nunca la propiedad del suelo. En este caso, por primera vez, el adjudicatario y promotor no es una fundación o una entidad sin ánimo de lucro sino una sociedad mercantil, y la propuesta ganadora de la licitación ha ofrecido que el precio de la vivienda que se construirá no sólo esté por debajo del precio de mercado sino también por debajo del precio de la vivienda de protección oficial.

Los precios de los alquileres se situarán entre los 5,5 euros el m2 y los 7 euros el m2, frente a los 13-14 euros de media de la zona. Así, Mediaurban ha presentado un proyecto de construcción de 47 pisos de alquiler protegido con una superficie entre 50 m2 y 80 m2, que serán gestionados por la Fundación Hàbitat3. Mediaurban será la encargada del diseño y la construcción de los 47 pisos en un solar edificable de 4.340 m2, conocido como "Isla Siberia".

La construcción de viviendas a precio asequible en la isla Siberia es un proyecto pionero donde por primera vez se licita un solar municipal en régimen de derecho de superficie para alquiler social y se abre a sociedades mercantiles con ánimo de lucro, para corresponsabilizarlas también en la generación de vivienda protegida.

El modelo se incluye dentro del impulso de la "promoción delegada" prevista en el Plan por el Derecho a la Vivienda de Barcelona 2016-2025 del Ayuntamiento de Barcelona, ​​que consiste en buscar alianzas con sectores privados con ánimo de lucro o sin ánimo de lucro para construir y gestionar viviendas protegidas en régimen cooperativo o de alquiler, sin perder en ningún caso la titularidad pública del suelo. En particular, el Plan del Derecho a la Vivienda prevé que el 25% de la ampliación del parque asequible se haga a través de alianzas con el sector privado y cooperativo. 

“Mediaurban y la Fundación Hàbitat3 han presentado la mejor propuesta técnica y económica de la licitación. El proyecto, que se financiará con fondos privados, también prevé la habilitación de unos espacios de usos colectivos en la azotea y en algunas zonas de las plantas bajas como una lavandería industrial, una biblioteca y un huerto comunitario, entre otros”, explican desde el consistorio.

La promoción de viviendas protegidas de alquiler en la isla Siberia, que empezará sus obras en un año y espera estar terminada en dos años, tiene como objetivo proveer de vivienda asequible a las personas inscritas en el Registro de solicitantes de vivienda protegida de Barcelona.

La propuesta contiene viviendas de doble orientación (una fachada en la calle y la otra a interior de manzana) formados por un gran espacio de comedor; una cocina abierta que ocupa el espacio central y articula la distribución de la vivienda, que permite la agrupación en dos, tres o cuatro habitaciones en función de las necesidades de empleo; y dos terrazas con puertas vidriadas para favorecer la visión de los espacios verdes del entorno.

El solar donde se construirán las futuras viviendas sociales, propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, se ubica dentro de la isla de La Siberia, una antigua fábrica de hielo construida a principios del siglo XX por los industriales Christensen y Corominas con arquitectura de Bernadí Martorell.