Información sobre vivienda y economía

Barcelona termina su primer edificio de pisos sociales en contenedores

Ada Colau se va de vacaciones de Navidad con uno de sus objetivos cumplidos

Aprop
Aprop

Ada Colau se va de vacaciones de Navidad con uno de sus objetivos cumplidos. El primer edificio del programa de Alojamientos de proximidad provisionales que ha impulsado el Ayuntamiento de Barcelona desde el área de Derechos Sociales ya está terminado. El consistorio ha finalizado la instalación en menos de cuatro meses y las primeras viviendas se entregarán a partir de enero.

El edificio se empezó a construir unos meses antes de instalarlo, fuera del solar donde se ha ubicado, en concreto en el mes de marzo de este año, en unos terrenos del municipio de la Selva del Camp donde se "fabricaron" las viviendas antes de iniciar la instalación en el barrio Gótico.

El rápido proceso de creación de los alojamientos provisionales construidos a partir de contenedores marítimos reciclados es uno de los elementos que hace de esta alternativa residencial una de las apuestas del Ayuntamiento de Barcelona a desarrollar este mandato. La primera instalación forma parte de un programa piloto que se gestó durante el mandato pasado y que sirve de prueba para analizar los pros y contras de esta fórmula, similar a otras que ya funcionan con éxito en otras ciudades del mundo como Ámsterdam, Copenhague o Vancouver. 

El proceso es rápido en comparación con una obra de vivienda pública hecha con los materiales tradicionales, que puede alargarse entre seis y siete años en función de las características del proyecto y desde que se dispone del solar hasta que se entregan las llaves. En cambio, este edificio del barrio Gótico ha sido fabricado e instalado en menos de un año, y el proceso completo, desde que se dispone del solar y hasta que entran a vivir las vecinas y los vecinos, como mucho se puede alargar un año y medio.

Los alojamientos están diseñados y disponen de la última tecnología en cuanto al consumo energético que necesitan para calentarse, ventilarse o enfriarse. El revestimiento con fachada ventilada de doble piel fomenta la eficiencia energética y la producción de energía propia, para ofrecer el máximo confort con el mínimo consumo energético.

Más de una decena de alojamientos de una y dos habitaciones

Así pues, el edificio situado en el número 8 de la calle Nou de Sant Francesc, en un solar reservado urbanísticamente para emplazar vivienda pública, es una estructura formada por 16 módulos o antiguos contenedores marítimos. Los módulos que ya venían preparados por dentro, se fueron colocando y encajando unos con otros dando lugar, en menos de una semana, en un edificio de 12 alojamientos de los cuales cuatro son de dos habitaciones (60 m2 de superficie ) y los otros ocho son de una habitación (30 m2 de superficie).

El proceso constructivo del edificio se ha completado en los últimos cuatro meses, y ha consistido en instalar en el interior del conjunto las escaleras y el ascensor, una nueva fachada, y una cubierta exterior que permite la ventilación de cada uno de los alojamientos.

El segundo proyecto se instalará en San Martín

“Los alojamientos provisionales son una de las alternativas que el Ayuntamiento de Barcelona quiere desarrollar justamente para atender situaciones puntuales y de necesidad de vivienda”, explican desde el consistorio de Ada Colau. El edificio del barrio gótico forma parte de un programa piloto que está implantando el Ayuntamiento y que prevé otras instalaciones en la ciudad. La segunda está prevista en el número 33 de la calle Bolivia, en el barrio del Poblenou, en el distrito de Sant Martí. Este segundo proyecto tendrá 42 alojamientos de los que 35 serán de dos dormitorios y siete serán de un solo dormitorio.

Este nuevo edificio tendrá lavandería compartida y la planta baja, que se prevé que estará reservada para ubicar equipamientos para el barrio. En el interior de la parcela se reservará un espacio para un huerto urbano, mientras que la cubierta, también en este caso, se diseñará para que sea verde. El procedimiento para la licitación de este segundo proyecto de alojamientos temporales se pondrá en marcha a principios de 2020.