Información sobre vivienda y economía

Esta casa que parece inacabada esconde un impresionante diseño interior

Soho Architektur
Soho Architektur
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Una de las preocupaciones de los arquitectos es que sus creaciones, sus obras, sean duraderas. De hecho, si algo caracteriza a los edificios es, precisamente, esa vocación de durabilidad, de mantenerse firmes con el paso de los años. Y eso lo podemos observar a nuestro alrededor, ya que con esta durabilidad es como se han configurado nuestros pueblos y ciudades.

Uno de los materiales más adecuados para ello es el concreto, entre otras razones por el bajo coste de mantenimiento y por ser resistente al viento, al agua y al fuego. Además, gracias a su a su capacidad para retener el calor, aumenta la eficiencia energética de los edificios y reduce las facturas de calefacción y refrigeración.

SoHo Architektur ha diseñado una fantástica  casa con el concreto como material principal. Además, su diseño es bastante curioso ya que su fachada parece inacabada, lo que se ha logrado con la creación de un piso superior en voladizo y con todos los materiales utilizados para el proyecto se dejaron en estado bruto. El nombre que se le ha dado al proyecto que se ha desarrollado en la región alemana de Baviera responde a esta característica, ya que UF Haus, es la abreviatura de inacabado.

Esta casa inacabada conste de tres niveles, que incluyen un sótano, la casa y el garaje adjunto se colocan en el centro de su parcela.

El nivel superior de la casa está en voladizo sobre la planta baja sostenido por una viga de acero aguda en forma de ‘V’. Debajo, una pared de puertas correderas acristaladas se abre a un patio. Las paredes exteriores e interiores están hechas de hormigón sin revestimiento con una superficie lisa.

Dentro de la casa, los acentos de madera crean un cálido contraste con el interior en su mayoría de hormigón. Las estanterías de madera en la biblioteca de la planta baja sirven también como tabiques, que el estudio extiende para revestir un muro de hormigón de la sala de estar cercana.

Los arquitectos usaron solo tres materiales en toda la casa como un rechazo de lo que ven como una tendencia actual de complicación excesiva en el diseño.

Uno de los motivos para esta elección es que los arquitectos quisieron apoyar a los artesanos y empresas locales, por lo que utilizaron los materiales que estos les pudieron proporcionar.

Además, los arquitectos tuvieron que superar las estrictas normas de construcción del lugar, en donde dominan las casas unifamiliares. De tal forma, el diseño de UF Haus estaba restringido a una altura de dos pisos y un perímetro de tres metros de ancho a las casas adyacentes.

Tres grandes ventanas cuadradas en el primer piso penetran en la fachada de hormigón, forradas con el mismo acero gris claro de la viga estructural.

Este espacio vital en la parte posterior de la casa actúa como el núcleo central. Una gran franja de acristalamiento en la fachada norte trae luz a la habitación de doble altura, donde la madera enmarca la abertura para contrastar el hormigón.

El estudio diseñó jardines para rodear la residencia, cada uno con diferentes calidades. Un jardín abierto se encuentra cerca de la entrada, frente al garaje, mientras que se encuentran espacios al aire libre más íntimos en el lado noroeste de la casa. Los comederos rectangulares de concreto, que se han diseñado bajo la influencia de los jardines japoneses, sostienen plantas en macetas y pequeños árboles. Por último, los árboles vecinos completan un cuadro que es realmente espectacular.