Información sobre vivienda y economía

El particular mercado de la vivienda en Singapur: el 80% de la población vive en pisos públicos

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El 90% de la población de Singapur reside en una vivienda que ha comprado, la mayoría de ellas adquiridas al propio Estado. De hecho, el Gobierno de Singapur es el mayor promotor de vivienda del país. El mercado de la vivienda en esta Ciudad-Estado del sudeste asiático presenta muchas particularidades que lo hacen muy diferente a lo que conocemos en España.

El principal factor que afecta a la vivienda en Singapur es el espacio. Con apenas 700 km2 tiene que ubicar a sus más de 5,6 millones de habitantes, y a los residentes extranjeros, lo que presenta una densidad de población que ronda los 7.800 habitantes/km2.

Para solucionar este grave problema de acceso a la vivienda, las autoridades locales crearon la Junta de Vivienda y Desarrollo (HDB, por sus siglas en inglés) en los años 60. Antes, desde 1927, Singapore Improvement Trust (SIT) comenzó a resolver el problema de la escasez de viviendas y mejorar las condiciones generales de vida.

La mayoría de singapurenses puede encontrar viviendas asequibles para comprar, mientras que el alquiler se reduce a los salarios más humildes. De hecho, más del 80% de la población reside en pisos del Estado y la mayoría decide hacerse propietario (90%), con las ayudas recibidas por parte del Fondo Central de Previsión (CPF, en inglés).

Este fondo obligatorio de ahorro supone que todos los salarios contribuyen con un 20% de sus ingresos mensuales a este fondo, mientras que las empresas aporta el 16%. Se consigue tasa de ahorro cercana al 36%. De este porcentaje, el 23% se puede usar para ir pagando la hipoteca de la vivienda.

Otra de las particularidades es la propiedad del suelo. Todo el suelo es de titularidad pública, y es el Estado el que decide cuánta vivienda se va a construir cada año, cuánta va a sacar el mercado y de qué tipo.

Singapur también permite la concesión de licencias para levantar vivienda privada, pero el suelo sobre el que se construye siempre será de titularidad pública. El país ofrece una concesión de 99 años, y pasado ese tiempo pasa de nuevo a titularidad pública.

Las viviendas de HDB presentan altas calidades y tamaños que se ajustan a las necesidades de cada familia. Hay 'lofts' para solteros hasta pisos de hasta cinco dormitorios para familias donde viven varias generaciones. Incluso una familia puede ir cambiando de casa a lo largo de su vida si, por ejemplo, aumenta el número de miembros, o cuando los hijos se emancipen.

Los edificios que albergan viviendas de HDB suelen ser de 10 a 12 plantas y cuentan con servicios como supermercados, parques, parques infantiles, escuelas o clínicas. Pero no crean que las viviendas se quedan obsoletas en Singapur. Las viviendas más antiguas son demolidas para erigir nuevos pisos más modernos y con mejores calidades. La mayoría son construidas por el propio Estadio.

Para evitar la especulación inmobiliaria, las viviendas HDB están restringidas a los ciudadanos de Singapur, pero sí que pueden acudir al mercado privado a competir con los extranjeros. Las viviendas HDB se pueden comprar y vender, siempre con un control por parte del Gobierno o adquiridas directamente al Estado, cumpliendo ciertos criterios a cumplir.

En el último año, el precio de los alquileres públicos tanto privados como del HDB aumentaron, Pero se encuentran un 14,3% y un 16,6% por debajo de máximos, respectivamente. Los alquileres aumentaron en todas las áreas a cierre de 2019. Los alquileres en la región central aumentaron un 3,9%, los de la periferia de la ciudad y el resto de la región central (4%) y los de los suburbios o fuera región central (3,1%), según el portal inmobiliario SRX Property.

Por tipo de vivienda HDB, los pisos de cuatro habitaciones siguen siendo los más demandados, representando el 35,9% del total alquilado. Seguidos por pisos de tres habitaciones, pisos de cinco habitaciones y apartamentos ejecutivos.

Etiquetas
Singapur