Información sobre vivienda y economía

Hola Lucas: el ‘renting’ de las viviendas que planta batalla a la financiación bancaria

Presentación del proyecto en un evento del BBVA. / Hola Lucas
Presentación del proyecto en un evento del BBVA. / Hola Lucas

La ‘start up’ fundada por cuatro jóvenes -guatemaltecos, americanos y españoles- está en la última fase de su lanzamiento. Hola Lucas se presenta como una solución para los jóvenes que pretenden comprar, pero no tienen el 20% o el 30% que en la mayoría de las ocasiones solicita el banco a la hora de pedir una hipoteca. Gracias a esta plataforma el cliente sólo ha de aportar el 5% del valor del piso y tendrá la oportunidad de probar el piso durante tres años. Pasado este tiempo el inquilino tendrá la oportunidad de comprar el inmueble o renunciar a él y recuperar la señal inicial del 5%. El modelo del ‘renting’ tan popular en la industria del automóvil llega a las viviendas.

En España son muy pocos los propietarios -particulares e institucionales- que optan por poner en el mercado sus viviendas en un régimen de alquiler con opción a compra. La mayoría busca la rentabilidad en el arrendamiento o en la transacción del activo. En este escenario se produce un problema real de acceso a la vivienda para los más jóvenes que tienen la oportunidad de hacer frente a la letra de una hipoteca, pero no han tenido capacidad de ahorro para acumular el 30% de inmueble que te exige la entidad financiera que concede el préstamo. Ante esta tesitura la gran mayoría opta por el arrendamiento hasta ahorrar esa cantidad que les permita acceder a la compra de una vivienda.

En resumidas cuentas, existe una gran demanda que quiere comprar, tiene músculo financiero para hacerlo, pero no consigue alcanzar la financiación y acaba en un mercado de alquiler que en zonas determinadas de Madrid o Barcelona está muy tensionado. Este problema ha sido detectado por Hola Lucas que plantea una solución para propietarios y para inquilinos: democratizar el alquiler con opción a compra.

Para ello, esta ‘start up’ con menos de un año de vida ofrece a los primeros comprar sus viviendas y a los segundos un arrendamiento con opción a compra con una entrada inicial del 5%, frente al 30% que suelen solicitar las entidades bancarias. Durante los primeros tres años los clientes pagaran una cuota fija y una parte de esta ira destinada a la futura compra del inmueble. Transcurrido este tiempo los inquilinos tendrán la posibilidad de renunciar a la casa y recuperar la señal inicial o adquirir el activo. En el primero de los casos sólo habrán perdido la parte de la cuota que iba destinada a la adquisición de la vivienda durante los tres años.

“Ofrecemos la posibilidad de que cualquier persona se pueda comprar el piso que quiera y probarlo antes, porque la financiación no es lo único que hay que solucionar, también la experiencia. Creemos que la vivienda es la compra más importante en la vida de una persona y es importante que se pueda probar antes de adquirirla”, explican desde la compañía a idealista/news.

Para poder lleva a cabo este proyecto, Hola Lucas se encuentra en una fase de capitalización. La idea es poder captar la atención de fondos de inversión que compren las viviendas para que después sean puestos en el mercado con este régimen propuesto por la ‘start up’, que ya ha creado una socimi para este cometido.

De momento ya tienen más de 100 peticiones, pero son conscientes que todavía no pueden hacer frente a toda la demanda porque no tienen el músculo financiero para adquirir tantos inmuebles. Por este motivo, desde Hola Lucas calculan que a finales de marzo podrán hacer frente a las dos primeras operaciones. “Hemos realizado un estudio financiero de los clientes potenciales y los hemos colocado en orden de solvencia para afrontar las primeras operaciones” explican. Pero ¿qué ocurre con el inmueble si transcurridos los tres años el inquilino decide no comprar? “Es una posibilidad que hemos contemplado y una cuestión que nos han realizado la gran mayoría de los fondos con los que hemos hablado, pero al final creemos que el porcentaje de personas que renunciarán a la adquisición es muy pequeño. Además, el momento actual y el futuro cercano del sector residencial es optimista por lo que el fondo en cuestión no tendría ningún problema en volver a poner en circulación el activo”, afirman desde Hola Lucas.

La compañía acaba de nacer como quien dice, pero ya cuenta con ocho empleados y no descartan realizar más en los próximos meses. Steven Aitkenhead, uno de los fundadores y la cabeza pensante del proyecto, es consciente de la complejidad de entrar en nicho de mercado donde la oferta y la demanda no han sabido entenderse, pero afronta el reto con mucha ilusión. Eso sí, su optimismo no le ciega y sabe que cualquier negocio puede fracasar. Por este motivo tranquiliza a sus futuros clientes “Si la empresa desapareciese durante estos tres años que dura el contrato de alquiler con opción a compra el inquilino no tendría ningún problema porque el contrato con el propietario seguiría en vigor”, sentencia Aitkenhead.