Información sobre vivienda y economía

Qué grandes propietarios privados y públicos aplazan o condonan el alquiler y en qué condiciones

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

Muchas empresas privadas como fondos de inversión, socimis y bancos han anunciado diferentes iniciativas para ayudar a los inquilinos que se vean afectados por la crisis del coronavirus, desde la suspensión del pago de la renta y su posterior pago prorrateado en varias mensualidades hasta la condonación. Los grandes ayuntamientos también se han sumado a este tipo de moratorias del alquiler, que han llegado incluso antes de que la aprobación de medidas específicas por parte del Gobierno.

La normativa ya está publicada en el BOE, casi dos semanas después de que algunos grandes tenedores de viviendas públicos y privados empezaran a tomar medidas, y establece que "cualquier inquilino en situación de vulnerabilidad económica podrá solicitar la moratoria al arrendador cuando éste sea una empresa o entidad pública o un gran tenedor, entendiendo por tal una persona física o jurídica que sea propietaria de más de 10 viviendas (excluyendo garajes y trasteros), o una superficie construida de más de 1.500 m2. Dicha moratoria contempla un aplazamiento del pago o bien una condonación del 50% de la renta mientras dure el estado de alarman, aunque el periodo es prorrogable. 

Ahora bien, esta opción solo está disponible siempre que el inquilino no se hubiera conseguido ya con carácter voluntario por acuerdo entre ambas partes. Resumimos qué tipo de planes de contingencia ya estaban en marcha y bajo qué condiciones:

- Lazora, el fondo de inversión gestionado por Azora. Este fondo, presente en el mercado inmobiliario desde 2004, fue el primer actor que anunció una moratoria de pago del alquiler para aquellas familias cuya situación se vea deteriorada y tengas dificultades financieras sobrevenidas por el COVID-19.

Los criterios para que un inquilino pueda beneficiarse de esta ayuda toman como base los que ha aplicado el Gobierno en el caso de la moratoria hipotecaria (pérdida de empleo o caída significativa de los ingresos) e incluye la posibilidad de aplazar el pago de las rentas durante el periodo que se aplique el estado de alarma y el posterior pago fraccionado de las rentas no abonadas en ese tiempo durante un año. También ha impulsado un equipo de asistencia y mediación social que analizará de forma individualizada cada situación para poder ofrecer las alternativas que mejor se adecuen a cada circunstancia, y para ello ha habilitado un canal especial de comunicación a disposición de todos sus inquilinos.

- Testa y Fidere, las socimis de Blackstone. Las socimis residenciales del gigante estadounidense, que tienen en cartera cerca de 20.000 pisos de alquiler en toda España, también van a ser flexibilibles con los inquilinos en este contexto extraordinario. Fuentes de Testa y Fidere explican que van a analizar al detalle todos los casos para dar una solución a los inquilinos afectados y que está sobre la mesa la posibilidad de apalzar las rentas (por ejemplo, el fondo ya aplicó moratorias en 2014 y 2015), ya que dan por hecho que habrá impagos. También van a ofrecer bonificaciones a los inquilinos de locales comerciales.

También se suman a esas soluciones individuales Aliseda y Anticipa, los 'servicers' controlados por el gigante americano, que se comprometen a dar flexibilidad a los inquilinos y ayudarles en estos complicados momentos, sobre todo a los que son socialmente vulnerables. 

- Caixabank. La entidad catalana condonará a partir de abril los alquileres a los inquilinos de viviendas en propiedad de su filial inmobiliaria BuildingCenter. Esta medida estará en vigor hasta el mes que se decrete la finalización del estado de alarma y beneficiará a aquellos inquilinos que se hayan quedado sin trabajo, afectados por un ERE o autónomos que hayan cesado su actividad o visto disminuida su actividad en más de un 40%.

- Santander, BBVA, Sabadell, Abanca, Bankinter, ING, Deutsche Bank y Banca March. Estas entidades aplazarán el pago de la renta por un periodo de hasta tres meses a los inquilinos que residen en pisos del Fondo Social de Viviendas (FSV) y que sufran los efectos económicos de la expansión del COVID-19.

- Témpore, la socimi participada por Sareb. Este vehículo de inversión inmobiliaria (cuyo 25% del capital está en manos de Sareb y el resto pertenece al fondo americano TPG), y que tiene más de 2.500 viviendas en cartera, ha aprobado medidas para flexibilizar el pago de las rentas a las familias clientes que se vean afectadas por Planes de Regulación de Empleo en sus empresas mediante el diferimiento del pago de una parte del recibo mensual durante un plazo máximo de 6 meses. Además, asegura que está contactando con los inquilinos para evaluar la situación de manera individualizada.

- Sareb. La sociedad que gestiona los activos de los bancos rescatados también tomará medidas para ayudar a aquellos inquilinos que se puedan ver afectados por las consecuencias del covid-19. Lo hará a través de los programas sociales que ya tiene en marcha para su parque de 10.000 viviendas sociales. En concreto, la compañía liderada por Jaime Echegoyen analizará caso por caso y ayudará a los afectados, por ejemplo ofreciéndoles otra vivienda más asequible. Además, tampoco tramitará desahucios por los impagos que sean puntuales.

- Ayuntamiento de Madrid. El equipo de gobierno de la capital aplicará una moratoria del pago del alquiler de los pisos de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS). En concreto, cerca de 6.000 familias no recibirán la próxima factura que se va a pasar en el mes de abril. El Ayuntamiento no descarta ampliar esta moratoria en función de la evolución de la pandemia. Así, se mantendrán las facilidades que fueran necesarias para el pago de los alquileres y se paralizan los lanzamientos como mínimo hasta el 30 de junio, incluidos los que estaban actualmente pendientes.

- Ayuntamiento de Barcelona. No cobrará las cuotas de alquiler de las viviendas de su parque público durante los meses de abril, mayo y junio. De esta manera, un total de 8.748 familias que viven de alquiler en viviendas gestionadas por el Instituto Municipal de Vivienda y Rehabilitación (IMHAB) no volverán a pagar el alquiler hasta el mes de julioy podrán prorratear los importes pendientesen los 18 meses siguientes (entre julio de 2020 y diciembre de 2021). La medida, para la que el Consistorio de la capital catalana ha habilitado una partida extraordinaria de hasta 5,5 millones de euros, se aplicará también a 1.400 viviendas de protección oficial y en régimen de propiedad promovidos por el IMHAB, y a los 400 locales comerciales que tiene alquilados en los bajos de los edificios que ha promovido el organismo. 

- Generalitat de Cataluña. El Gobierno catalán ha aprobado una moratoria para el alquiler de sus 20.000 pisos de protección oficial. Hasta el momento, se ha suspendido el pago de abril, pero se alargará lo que sea necesario, y las bonificaciones se aplicarán a los inquilinos que hayan perdido el empleo o que hayan visto reducidos sus ingresos.