Información sobre vivienda y economía

Rehabilitar una casa de lujo puede incrementar su precio hasta un 65%, según Barnes

El precio de la reforma ronda los 650 euros/m2, según la inmobiliaria especializada Barnes

Barnes
Barnes
Autor: Redacción

Reformar una vivienda de lujo sale a cuenta. Esta es la conclusión que se extrae del estudio que ha realizado la inmobiliaria especializada en el mercado de alto 'standing' Barnes, en el que analiza el coste-beneficio de rehabilitar las casas de lujo y de las de gama media.

Según sus datos, la inversión media a la hora de hacer obras en un inmueble 'prime' ronda los 650 euros por m2, una cifra que ni siquiera duplica a la de una vivienda estándar, cuyo coste ronda los 350 euros/m2 de promedio. En cambio, el precio de un inmueble de lujo reformado puede llegar a incrementarse hasta un 65%, frente al 20% en el caso de un inmueble normal, dependiendo de sus características y de su ubicación.

En este sentido, Barnes explica que "un piso de 200 m2 en zona 'prime' de grandes ciudades como Barcelona y con un valor antes de ser reformado de 1,2 millones de euros puede revalorizarse hasta los 2 millones de euros tras su reforma, por lo que el precio pasaría de los 6.000 euros/m2 a los 10.000 euros/m2. Por otro lado, en un piso de gama media de 70 m2 con un precio de 250.000 euros, el precio de venta podría ascender hasta los 300.000 euros tras su reforma integral". Para llegar a estas cifras, la inmobiliaria calcula que la vivienda de lujo necesitaría una inversión de unos 130.000 euros y la estándar, de unos 24.000 euros.

Estos desajustes entre el coste de rehabilitar el m2 y la potencial de revalorización de los inmuebles se explican por las exigencias de la demanda en el mercado de lujo, donde los compradores buscan inmuebles nuevos o recién reformados, mientras que la vivienda de segunda mano es la que prima en las transacciones tradicionales.

"Contamos con propiedades exclusivas para un comprador muy exigente y que sabe exactamente lo que está buscando, así que es muy importante ofrecerles un producto que esté en perfecto estado y a la altura de las expectativas. De hecho, la mayoría de nuestros clientes nos piden inmuebles de obra nueva o reformados, por eso es muy conveniente que el propietario que quiera vender su vivienda tenga presente que rehabilitarla antes de su venta puede llegar a ser una muy buena inversión”, opina Elizabeth Hernández, directora de BARNES Barcelona.

Desde la inmobiliaria también recuerdan que, además de adecuarse a lo que busca la demanda, en España es necesesaria la renovación del parque residencial, ya que más del 60% de las viviendas se construyeron hace más de 30 años. De hecho, los expertos en reformas señalan que el confinamiento por el coronavirus ha disparado el interés de los hogares por hacer obras y recuerdan que el verano es la mejor época del año para llevarlas a cabo por tener mayor disponibilidad horaria y reducir las molestias a los vecinos, entre otros motivos.