Información sobre vivienda y economía

El verano es la mejor época para hacer reformas en casa: las claves para ganar confort y eficiencia

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El verano es la época del año de mayor demanda para hacer reformas en la vivienda y en los bloques de pisos, aprovechando el calor, el mayor tiempo libre de los propietarios y que muchos vecinos están fuera de vacaciones, lo que reduce las molestias que traen consigo las reformas. Además, este año, tras los meses de confinamiento por el coronavirus, muchos hogares se están planteando reformar su vivienda.

Según los cálculos de UCI, aproximadamente la mitad de las viviendas de segunda mano que se compraránn este año requerirán obras (en torno a 160.000), sin olvidar que la antigüedad del parque residencial (la mitad de los inmuebles en España son anteriores a 1980) hace necesario adecuar miles de casas a las necesidades actuales de las familias. Con estas cifras sobre la mesa, y aprovechando los meses de calor, la compañía ha elaborado un decálogo de consejos de la mano de Green, su división especializada en financiación sostenible y rehabilitación, para mejorar el confort y la eficiencia de los hogares.

Entre los principales cambios que se suelen realizar en esta época del año están renovar las puertas, ventanas, la cerradura y el sistema de fontanería, reforzar el aislamiento, así como pintar o reparar fisuras en paredes y fachadas. Repasamos precios y qué se gana con las mejoras:

Reformas en las viviendas 

1. Renovar puertas y ventanas: la compañía recuerda que la mayor parte de las filtraciones de frío y calor se producen en los cierres de puertas y ventanas, y que las condiciones climatológicas de la temporada estival permiten que sea uno de los mejores momentos para obras de renovación de carpintería exterior e interior.

Además, Green sostiene que también es buen momento para instalar ventanas dobles para aislar el hogar de la temperatura y la contaminación acústica del exterior. La instalación de ventanas con rotura de puente térmico supone un coste de alrededor de alrededor de 700 euros por unidad, pero evitan hasta un 30% de pérdida de calor.

2. Renovar la fontanería: durante el periodo estival, es habitual realizar obras de renovación de tuberías. Asimismo, en los últimos años ha aumentado la apuesta por la instalación de reductores de caudal y la sustitución de grifería de monomandos para ahorrar entre 30 y 200 euros en la factura del agua.

3. Renovar las cerraduras: la proliferación de la okupación en los últimos meses y la ausencia del hogar habitual durante el verano está llevando a muchos propietarios a la renovación de cerraduras. También está aumentando la demanda de instalación de sistemas de seguridad.

4. Impermeabilizar y aislar: según Green, la opción más recomendable para aislar el suelo es instalar suelos de madera y colocar una base de aislamiento térmico. Para el aislamiento de paredes y techos se recomienda el uso de pinturas térmicas, para aislarlo hasta un 25%. Un aislamiento térmico integral tiene un coste estimado de entre 2.000 y 3.000 euros.

5. Pintura y reparar: esta es la renovación del verano por excelencia en los hogares. A pesar de que no se trata de una gran reforma, es el momento idóneo para la reparación de fisuras, cambio de pinturas de gotelé a lisas o reparaciones de fachada.

Reformas en los edificios de viviendas

6. Renovar o cambiar el sistema de calefacción central: en estas semanas de calor es común el cambio de radiadores, sobre todo en edificios con calefacción central. La renovación más habitual es sustituir los antiguos sistemas de calefacción de carbón o gasoil por uno de gas o bomba de calor (aerotermia), que contribuyen a mejorar la eficiencia energética de las viviendas y un ahorro de hasta un 35% en las facturas.

7. Reparar los garajes: el verano es un buen momento para reparar el pavimiento de garajes comunitarios e instalar sistema de impermeabilización de sus cubiertas. Según Green, el precio medio de la impermeabilización ronda los 1.700 euros, pero dependerá en gran medida de la extensión y tipología.

8 Accesibilidad: el estudio recuerda que en España solo un 0,6% de inmuebles es plenamente accesible y que hay cerca de 100.000 personas con movilidad reducida que no salen de casa por la falta de accesibilidad de su edificio. "La ausencia de rampas, pasamanos o ascensores, entre otros, es común en los inmuebles españoles y muchas comunidades de vecinos aprovechan el periodo estival para su instalación", recalca Green.

¿Y cuál es el coste de este tipo de reformas? La respuesta es que depende de las necesidades de cada comunidad de vecinos, aunque por ejemplo instalar un ascensor puede ir de los 12.000 a los 80.000 euros; soluciones como plataformas salvaescaleras, entre 7.000 y 15.000 euros, y construir una rampa, entre 200 y 4.000 euros.

9. Mejorar el jardín: entre las reformas más habituales, destaca la colocación de nuevas plantas y setos con sistemas de riego eficientes en urbanizaciones con zonas ajardinadas o piscinas, junto a reformas de vallados en estas áreas. "De hecho, cada vez es más común la apuesta por el cuidado paisajístico del exterior del inmueble, ya que supone un aumento de entre un 10-30% del valor de una propiedad", aclara la compañía.

10. Acondicionar las piscinas comunitarias: la antesala del verano o el fin de este periodo está también marcado en el calendario como el momento idóneo para rehabilitar las piscinas, con mejoras que van desde la pintura o alicatados, al acondicionamiento de los bordillos, la instalación de nuevas duchas o depuradoras y la limpieza y buen mantenimiento del agua para evitar el derroche energético. Para estos acondicionamientos, lo ideal es que la temperatura del agua no sobrepase los 15º, por lo que es aconsejable hacerlo antes o después de la temporada de baño.